Test Drive

Con sed de aventuras

Manejamos el nuevo Jeep Compass en la durísima travesía Jeep Experience

Con 45 grados de calor y sobre más de 400 kilómetros de caminos de tierra muy complejos, el nuevo modelo demostró su genética en la aridez del Jalapao brasileño
19.10.2017 08:01

Jeep Experience, sin dudas, fue una de las vivencias más intensas que, afortunadamente, nos ha tocado vivir. La propuesta de Jeep Brasil, en complementación con las filiales locales de la marca en cada país latinoamericano, fue de probar el nuevo Compass en condiciones muy duras para poder apreciar el despliegue de atributos que históricamente constituyen el diferencial de la marca.

Vale decir de todos modos, que Jeep Uruguay tiene en su haber una experiencia similar, realizada el año pasado en las sierras de Maldonado, en la que los usuarios locales pudieron probar sus máquinas en un circuito offroad muy complicado y también bien interesante.

La propuesta brasileña, radicalmente diferente, se basó en un recorrido mucho mayor, transitando durante dos días sobre caminos con dificultades variadas, y en condiciones climáticas muy severas esencialmente por las altas temperaturas reinantes. La Jeep Experience en el Jalapao completó con ésta su tercera (y última) edición consecutiva.

Jalapao

Tocantins se encuentra ubicado en el centro geográfico de Brasil. Es un estado relativamente nuevo, cuya capital Palmas, tiene apenas 27 años de fundación contando actualmente con una población aproximada a los 300.000 habitantes.

A cerca de 100 kilómetros de allí, se ubica el Parque de Jalapao, una extensa reserva prácticamente despoblada, de 37.000 km2, con un aridez impactante y paisajes bien variados. Como ejemplo vale decir que luego de recorrer largos tramos de caminos destrozados por la falta de lluvias, únicas vías de acceso también a los pequeños poblados que hay en la zona, donde la arena brota desde abajo del balastro y dificulta la circulación de vehículos, aparecen mágicamente como especies de oasis que despliegan bellezas increíbles, tales como cascadas (cachoeiras), playas de arenas muy finas, ríos (Sono, Vermelho, Soninho) y un impactante lago de aguas surgentes llamado El Fervedero.

Nuestro convoy estaba compuesto por cinco unidades del nuevo Compass, tres de Renegade, y dos Wrangler del equipo de apoyo, uno del guía y otro del "barredor", que cerraba la caravana. Tras recorrer las amplísimas avenidas de Palmas, salimos a la ruta que nos llevaba directamente hacia el Jalapao, a unos 100 km de la capital estadual.

A partir de ahí serían dos días consecutivos de travesía, con algunas detenciones para apreciar las bellezas de algunos de sus puntos más atractivos, las comidas y el descanso nocturno en un flamante motel ubicado en el poblado de Sao Félix.

El grupo de periodistas invitados a la travesía, estaba compuesto por colegas chilenos, ecuatorianos, peruanos, colombianos y panameños, amén de nuestra representación uruguaya, claro. Que dicho sea de paso, todos juntos y con anfitriones incluidos, compartimos las transmisiones de la última fecha de eliminatorias en dicha localidad, cada uno haciendo fuerza junto a su seleccionado de fútbol, y en algun caso, esperando el resultado milagroso.

Con dos conductores por vehículo y casi 800 km en total, todos pudimos manejar durante largas horas, disfrutando de estas máquinas excepcionales que a pesar de los esperable, siempre sorprenden. Cabe decir que si bien los Compass del test estaban impulsados con motor diesel 2.0 con turbo de 170 HP, la potencia ofrecida es algo menor que la versión naftera 2.4 Tigershark que llega a nuestro mercado, con 184 caballos. Si bien el torque del motor gasolero es mayor, creemos que de todos modos las impresiones dinámicas son válidas.

Desempeño

La potencia del motor, siempre fue exuberante, aún en los tramos más difíciles de ascenso o para atravesar extensos y profundos tramos de arena blanda a pesar de sus casi 1.500 kg de peso. El paso de esa fuerza por las 9 marchas de la caja de cambios automática y secuencial, es casi imperceptible y responde con inmediatez toda vez que el acelerador se lo exige. Por otra parte es importante agregar que el Select Terrain, permite elegir entre tres opciones de doble tracción, en función de la superficie a transitar: nieve (Snow), arena (Sand) y lodo (Mud).

Pero por defecto, es automática, o inteligente, y en esa posición fue que hicimos prácticamente todo el recorrido. Resulta fantástico sentir el momento en el que sistema detecta la pérdida de tracción y activa instantáneamente la transmisión de la potencia hacia las cuatro ruedas.

Sólo en un par de ocasiones en las que por precaución y según indicación del experto guía que encabezaba la expedición, activamos la opción "arena" junto con la 4WD Lock. Con esta combinación del selector ubicado en la consola, se acopla de forma permanente la unidad de transferencia de fuerza (PTU) con el eje cardán, sin importar las condiciones de adherencia al piso.

Debido al intenso polvo colorado, típico de la región, por momentos era imposible ver el camino para seguir adelante, aún con las luces de niebla encendidas. Pero además naturalmente, esa densa polvareda constante cubrió por completo durante más de 400 km a los vehículos, invadiendo piezas y componentes mecánicos. En ninguna parte del trayecto y considerando los 45°de temperatura exterior, esa adversidad afectó en absoluto el funcionamiento de ninguno de los Jeep. Por cierto, con el climatizador siempre activo y en modo de recirculación, el ambiente dentro del habitáculo se mantenía completamente aislado del mini infierno exterior.

Pero tal vez el mayor "castigo" para el Compass, estaba en la parte baja del vehículo, poniendo a prueba el sistema de suspensión y las protecciones inferiores. En el primer caso, notoriamente y a pesar de la dureza, el confort de marcha y el cuidado de la calidad interior, lograron que las largas jornadas con más de 14 horas diarias de sacudones y saltos, no resultaran cansadoras para los conductores. Para ello es vital el sistema de suspensión independiente.

Y en el segundo item, nos encontramos con un enorme chapón de acero reforzado debajo del motor, que va casi de rueda a rueda y evita el golpe de las piedras sueltas directamente sobre las partes vitales del vehículo. Vale decir que aunque por momentos sentimos el roce de la panza del auto contra los montículos de arena, en la práctica, el Compass ni se enteró.

También juegan un papel importante los ángulos de ataque y de salida del vehículo, que en este caso son de 17,2° y 31,9° respectivamente. Gracias a ello, pudimos trepar algunos escalones rocosos sin riesgo alguno de golpes bajos.

Toda la Jeep Experience fue altamente gratificante. Un muy buen grupo humano, cordial, cálido y respetuoso de las indicaciones, un notable equipo de instructores comandados por la simpatía de Luis Fernando Carqueijo, y una impecable organización realizada por el equipo de comunicación corporativa de FCA al mando de Nicolás Borges, con un cronograma perfecto y sin ninguna falla capaz de alterar en lo más mínimo el amplio disfrute aventurero.

Y con respecto al nuevo Compass, se trata de una nueva y grata sorpresa nacida en el estado de Pernambuco. Aunque también se produce en México y otras fábricas globales de FCA. Todas estas máquinas se sometieron a la dureza del Jalapao, superando las dificultades sin ninguna complicación. Aunque la mayoría de ellas repitieron la travesía por tercera vez, algunas se utilizaron también para demarcar el circuito a recorrer en las etapas previas, por lo cual, sumaron cinco travesías al hilo.

En verdad no debería ser ninguna sorpresa y está dentro de lo esperable en un auténtico Jeep. Pero resultó maravillosa la comprobación práctica sobre el propio terreno.

Compass es un duro de verdad, potente y sólido, pero a la vez muy refinado, delicado y con un nivel muy alto de confort y seguridad, en una combinación perfecta con la eficiencia de su mecánica. Pero, nobleza obliga otorgar también un merecido reconocimiento al más pequeño de la familia. Renegade puso sobre la cancha toda su genética y dejó bien claro la razón del origen y la herencia de sus ancestros.

Impecable la experiencia, e impecables las maravillas mecánicas de Jeep.

Buenas tardes

Luis Piedra Cueva

Agradecimiento especial a Sevel Uruguay y FCA do Brasil.

Cargando...

Te puede interesar Lanzamiento: el nuevo Jeep Compass inicia su llegada a Uruguay