Test Drive

Cuestión generacional

Impresiones de Manejo: probamos la Chevrolet All New Captiva, recién llegada a Uruguay

Se trata de uno de los SUV más importantes para la marca, que cambió radicalmente en todos los aspectos, y suma una variante de 7 pasajeros

09.08.2019 10:30

Lectura: 8'

2019-08-09T10:30:00
Compartir en

Las máximas autoridades regionales de General Motors dieron marco a la presentación formal de esta nueva SUV, en un impactante evento desarrollado en la localidad de Paracas, en Perú, en abril de este año. Con ello quedó en evidencia la importancia que el fabricante asignó a este producto, responsable por la continuidad del éxito del histórico modelo que alcanzó una cifra de 60 mil unidades comercializadas a lo largo de su historia.

Presente en nuestro mercado desde junio, hubo un gran acierto por parte del departamento de marketing de Chevrolet, utilizando para la comunicación el slogan #preparate #TeVanAMirar.

Nada de exageración: la totalmente nueva Chevrolet Captiva no tiene ni sombra de semejanza con su hermana mayor, salvo por la continuidad del nombre que identifica el modelo, y su apariencia es verdaderamente llamativa. El diseño externo recuperó algunos trazos rectilíneos, el tamaño es algo mayor, y esencialmente en las extremidades hay un trabajo estilístico muy actualizado, en sintonía con los nuevos cánones estéticos utilizado en la industria a nivel mundial.

Claramente se destaca el frontal donde juegan un papel fundamental los conjuntos ópticos, ubicados en tres niveles de diferentes alturas, y la parrilla frontal donde se aloja el gran moño dorado. Por debajo también una rejilla de entrada de aire que contribuye a la refrigeración del motor.

Por detrás también los conjuntos de iluminación están elevados, tienen un formato alargado y envolvente, la luneta trasera es un poco más amplia, al igual que el portón del maletero, y el área del paragolpes también es generosa, donde se alojan las luces de reversa y una línea lumínica roja de seguridad que va de lado a lado. En la parte alta, se encuentra un spoiler de buen tamaño que forma un leve quiebre en el centro, donde se encuentra la antena sobre el techo, del tipo aleta de tiburón.

Chevrolet New Captiva alerón

Lateralmente se aprecian las barras longitudinales, los amplios espejos rebatibles eléctricamente junto con la operación de bloqueo/desbloqueo (también desde un comando interior) destacándose las nuevas llantas de aleación que distinguen exteriormente las dos versiones presentes en el mercado local.

En la LTZ son de aluminio de 17" y en color del metal, y en la Premier también están hechas del mismo material pero bitono, combinada con delicadas franjas negra.

Chevrolet New Captiva llantas

A nivel mecánico, otra de las novedades de esta All New Captiva pasa por el motor 1.5 litros con turbo, que puede producir hasta 147 HP de potencia y un torque de 230 Nm entre 2.000 y 3.800 vueltas, asociado a una caja de cambios manual de seis marchas, con tracción delantera.

Experiencia a bordo

La unidad objeto de esta prueba fue la versión tope de gama, denominada Premier, que además de la diferencia exterior de las llantas antes dicha y de algunos componentes que completan un ya de por si muy amplio nivel de equipamiento presente en la LTZ, viene con tres filas de asientos.

También en este caso, ofrece las bondades del smart key, que permite abrir las puertas desde el pequeño botón de las manijas con solo mantener el comando en el bolsillo y que por supuesto se complementa con el encendido/apagado del motor mediante botón de arranque. El otro detalle que suma notoriamente para la comodidad, son los ajustes eléctricos del asiento del conductor, que permiten acomodarse frente al volante con mucha sencillez.

Chevrolet New Captiva asiento

Otro item sobresaliente que diferencia las versiones entre sí es la pantalla de información, que en Premier es a color y de 7", y en la LTZ, de 3.5".

La primera percepción es de cierta elegancia, generada por los tapizados en ecocuero oscuro con pespuntes claros que está bien combinado con los apliques en gris claro de los apoyabrazos de las puertas y del panel frontal, y con las agarraderas en aluminio cepillado. También el revestimiento del techo es gris claro, al igual que la parte superior de todos los parantes.

El techo de cristal tiene apertura eléctrica, mientras que la cortinilla es de accionamiento manual.

Hacia el frente ocupa un gran protagonismo la pantalla que administra la conectividad y el sistema de audio. Ubicada al centro de la parte superior del panel, con sus 8" se asemeja mucho a una tablet. Nada malo a la hora de estacionar, pues allí se proyecta una clarísima imagen de la cámara trasera, con las correspondientes guías dinámicas.

Chevrolet New Captiva pantalla

Un poco más abajo, se encuentra un hilera de comandos parecidos a teclas de piano, y debajo, los del sistema de climatización y circulación de aire.

Chevrolet New Captiva comandos

Gracias a la buena ergonomía, con poco tiempo de uso es posible adaptarse a su funcionalidad de tal forma que se pueden operar de memoria, estirando la mano y sin necesidad de desviar la mirada del camino.

Por su parte a través de la pantalla de información del cuadro de instrumentos, es posible obtener información de marcha del vehículo y diversas configuraciones, que incluyen entre otras la presión de aire de los neumáticos. Todo con gráficos muy legibles y notable definición de imagen. Mientras que desde el volante multifunción, además de la computadora también se comandan la telefonía, el sistema de audio, el bluetooth y el control de velocidad crucero.

Hacia atrás, el destaque es para el amplio espacio de las plazas traseras, gracias entre otras cosas a la segunda fila deslizante longitudinalmente y reclinable. Permite además abrir un espacio generoso para pasar hacia la última fila, donde se pueden ubicar con bastante comodidad hasta dos personas adultas, que disponen de sus correspondientes posavasos. Y si hay que llevar objetos grandes, basta rebatir los asientos de más atrás para disponer de una gran superficie de carga.

Chevrolet New Captiva asiento

Chevrolet New Captiva baúl

Es importante agregar que todas las plazas posteriores tienen su apoyacabeza regulable correspondiente y sus cinturones de seguridad de tres puntas. Amén de una salida de aire para aclimatar ese sector, junto con una toma de carga de 5 volts.

Chevrolet New Captiva salida trasera

En marcha

Esta All New Captiva de Chevrolet tiene una eficaz aislación acústica, pero que aún así dejar pasar un leve ronquido del motor que resulta bastante agradable. Entre los materiales agradables al tacto, la buena posición de manejo y la densidad media de los asientos que permiten que el cuerpo se "hunda" sutilmente, se genera una sensación de confort muy agradable.

Es llamativa la percepción de estar a bordo de un vehículo de grandes proporciones y que naturalmente le llega también a los demás automovilistas, pues es evidente el "respeto" que esta Captiva impone dentro del tránsito urbano.

Aún así se comporta con suma docilidad, con una dirección liviana y de buena empuñadura (revestida en cuero), asistida por la energía que sale del propulsor. Para iniciar una marcha calma, cuesta un poco acostumbrarse a la algo excesiva sensibilidad del conjunto embrague acelerador. Pero si es necesario apurar con un buen pique, la respuesta es bien vigorosa.

La palanca de cambios ofrece movimientos suaves y precisos, con un recorrido moderado y en verdad, las seis relaciones resultan muy agradables, con marchas suficientemente elásticas, la posibilidad de una recuperación rápida a la hora de los sobrepasos y una gran suavidad de marcha. Sin olvidar que en carretera y a velocidad crucero, el motor se "duerme" a un régimen bajo y con gran economía de combustible.

La suspensión tiene una calibración adecuada a nuestras calles y rutas y absorbe sin dificultad todas las imperfecciones, con ninguna molestia para los pasajeros. Y sobre superficies lisas, prácticamente se desliza, bien apoyada sobre el piso con todo el peso de su humanidad. Por otra parte en carretera, es capaz de tomar las curvas con total solvencia, sin ningún intento de desequilibrio. Si lo hubiera, cuenta con el control de estabilidad y de tracción, necesarios para volver a poner las cosas rápidamente en su lugar.

En conclusión, es un producto que continúa manteniendo algunas de las mejores virtudes de la antigua Captiva, sobre todo en cuanto a prestaciones y confort de marcha se refiere. Pero claramente con tecnología más moderna, mucho menos consumo de combustible y más elementos de seguridad. Entre otros vale mencionar el asistente de partida en pendiente, los frenos de disco en las cuatro ruedas, seis airbags, sensores de estacionamiento delanteros y traseros con indicador visual en el panel de información, alerta de fatiga, luz de marcha diurna de led, ajuste de altura interior de los faros principales, fijaciones Isofix, etc.

Sin lugar a dudas, una de las mejores opciones dentro de un segmento no muy concurrido, especialmente adecuado para las familias con tres hijos o más, considerando dos pequeños que deban utilizar sillas de seguridad.

La All New Captiva Premier se ofrece por un valor de U$S 35.990 y durante la prueba de manejo, claramente, me sentí observado permanentemente. Estaba preparado, pues ya lo dice el hashtag, #TeVanAMirar.

Luis Piedra Cueva - Fotos y video: Luis Piedra Cueva - Filmación en movimientos: Leticia Carbajal

Cargando...

Te puede interesar General Motors Uruguay inicia la preventa de la nueva Chevrolet Captiva