Noticias

Otra que se suma

Volkswagen suspende la producción de automóviles en Rusia

También detendrá las exportaciones desde sus plantas europeas a la Federación Rusa.

04.03.2022 16:05

Lectura: 3'

2022-03-04T16:05:00
Compartir en

El grupo automovilístico alemán Volkswagen anunció hoy que suspende su producción en Rusia como respuesta a la invasión de Ucrania.

"Ante el ataque ruso, el consejo de administración del grupo ha decidido detener la producción de vehículos en Rusia hasta nuevo aviso", señaló la empresa con sede en Wolfsburgo.

También se "detendrán con efecto inmediato" las exportaciones del mayor grupo automovilístico europeo a la Federación Rusa.

Volkswagen fabrica automóviles en sus plantas de Kaluga, al suroeste de Moscú, y Nizhni Nóvgorod, más al este.

Con la decisión de interrumpir las actividades comerciales, el consejo de administración del grupo "extrae las consecuencias de la situación general, caracterizada por la fuerte incertidumbre", explicó la empresa.

También su filial Porsche anunció la suspensión de las ventas en Rusia debido a la situación actual. En 2021, la marca entregó un total de 6.262 vehículos en el país. Un portavoz de Porsche afirmó que siguen "esperando el cese de las hostilidades y la vuelta a la diplomacia".

Las consecuencias del ataque a Ucrania han frenado aún más la producción de los fabricantes de automóviles en general, entre ellos Volkswagen.

Tras la crisis por el coronavirus y la escasez de chips hay por ejemplo importantes parones en plantas germanas como las de Zwickau, Wolfsburgo o Hannover porque faltan piezas de proveedores del oeste de Ucrania. También se ven afectadas dos fábricas en Polonia.

"Nuestro grupo de trabajo sigue activo en la búsqueda de soluciones en todas las divisiones y marcas", explicó la empresa.

"La guerra en Ucrania nos inquieta a todos", escribieron el director de Compras, Murat Aksel, el director de Recursos Humanos, Gunnar Kilian, así como la presidenta del Comité de Empresa, Daniela Cavallo, en una carta dirigida a la plantilla.

Tras el ataque ruso, Volkswagen espera un rápido cese de las hostilidades y una vuelta a la diplomacia. El director general Herbert Diess ya reaccionó la semana pasada al inicio de la guerra "con gran preocupación y consternación".

Europa Central y Europa del Este son importantes mercados para el segundo mayor grupo automovilístico del mundo. En 2021, todas las marcas de la compañía distribuyeron allí casi 660.000 vehículos. La marca principal, Volkswagen Turismos, vendió alrededor de 206.000 coches nuevos en la región el año pasado.

Otros fabricantes de automóviles también tomaron medidas similares. La alemana BMW dejó de fabricar coches en Kaliningrado y de exportar a Rusia. Además, habrá interrupciones de la producción en las plantas alemanas y europeas debido a los cuellos de botella en el suministro, según anunciaron esta semana en Múnich.

BMW fabricó 12.000 coches en Kaliningrado en 2021 con su socio ruso Avtotor y vendió un total de 49.000 vehículos en Rusia.

Es probable que la producción se detenga por completo la semana próxima en la planta de la compañía en Dingolfing, Baviera, la más grande que tiene en Europa.

También Mercedes-Benz suspendió sus exportaciones a Rusia, así como su producción en ese país, tal y como anunció el miércoles por la noche.

Mercedes inauguró su primera fábrica de automóviles cerca de Moscú hace casi tres años, entonces en presencia del presidente Vladimir Putin. La planta, cuya construcción costó más de 250 millones de euros, ofrece más de 1.000 puestos de trabajo.

El mayor fabricante de camiones del mundo, Daimler Truck, ha interrumpido asimismo por el momento sus actividades en Rusia, incluida la cooperación con el fabricante de vehículos blindados Kamaz.

DPA