Noticias

Cortitas y al pie

Toyota Prius, Volkswagen Passat, Ford y algunos consejos, ilustran hoy esta sección

Nuestro compacto de viernes habla del nuevo híbrido que se viene, los 45 años del Passat, una alianza de Ford y apuntes sobre los airbags

09.08.2019 20:04

Lectura: 6'

2019-08-09T20:04:00
Compartir en

Híbrido original

Toyota anuncia la apertura de pedidos de la nueva línea de su híbrido Prius para Brasil, con las primeras entregas prometidas para este mes de agosto. Pionero en el mundo de la tecnología que activa un conjunto combinado de motor eléctrico con motor a combustión, Prius pasó por una actualización en el diseño, el confort, un mayor espacio en el maletero y mejoras en la central multimedia.

En un mercado muy cambiante, Prius se consolidó como el híbrido más vendido del mundo, con más de 6 mil unidades comercializadas en Brasil desde su llegada a principios de 2013 con su tercera generación.

El sistema híbrido del modelo japonés se impulsa con un motor eléctrico asociado con otro a combustión 1.8L VVT-i de ciclo Atkinson. El conjunto prioriza la eficiencia y ofrece una potencia combinada de 122 caballos. Prius es capaz de alcanzar una reducción del 52% en el consumo de combustible en ciudad y del 42% en carretera, comparado con vehículos impulsados solamente a gasolina. De acuerdo con Inmetro, el auto alcanza 18,9 km/l en ciclo urbano y 17 en ciclo carretero.

Cuarentón innovador

Uno de los modelos más significativos de la historia de Volkswagen Brasil, está cumpliendo sus 45 años desde su lanzamiento en el país. El Passat fue el primer vehículo de la marca alemana que ofreció en el mercado brasileño la tracción delantera y refrigeración por agua, y llegó a Brasil antes de cumplir un año de su lanzamiento en Alemania, presentando innovaciones conceptuales, tecnologías inéditas para la época y un diseño elegante firmado por el italiano Giorgetto Giugiaro.

Fabricado en Sao Bernardo do Campo y presentado en 1974 como modelo 1975, el Passat se ofreció inicialmente en dos versiones de terminaciones, L y LS, ambas de dos puertas, que por esa época era la preferida en el mercado.

Entre algunas de las novedades tecnológicas, el Passat introdujo en el país las juntas homocinéticas, la carrocería con zonas de deformación controlada en caso de colisión, el doble circuito de frenos en X y el accionamiento de válvulas mediante correa dentada.

El motor de la versión del lanzamiento tenía 1.471 cm3 de cilindrada y generaba 78 caballos de potencia, con 11,5 kgmf de torque. Asociado a una caja de cambios de 4 marchas, el auto aceleraba de 0 a 100 km/h en 15,3 segundos y podía alcanzar a una velocidad máxima de 150 km/h.

En 1984 el Passat brasileño cambió de nombre para llamarse Santana y detuvo su fabricación, volviendo al mercado nacional en 1994, ya en su cuarta generación, producida en Alemania, en versiones sedán y rural (Passat Variant). Desde ese entonces ocupa el lugar de sedán tope de gama de la línea Volkswagen y es el portador de novedades tecnológicas de punta.

Por ejemplo, los motores FSI con inyección directa, y el TSI con inyección directa y turbocompresor, que se estrenaron en el 2006 con la sexta generación. Mundialmente el Passat ya superó los 30 millones de unidades vendidas en todo el mundo, ubicándose junto al Fusca y al Golf como uno de los tres modelos de mayor suceso en la historia de la marca.

Salto hacia los autónomos

Ford anuncia la compra de Quantum Signal, empresa especializada en robótica, sensores, simulación en tiempo real y desarrollo de algoritmos, para acelerar su plan de entrada en el negocio de los vehículos autónomos.

A pesar de no ser muy conocida por el público, la pequeña empresa fundada en 1990 en Saline, Michigan (EEUU), actúa en la vanguardia de la robótica móvil para diversos clientes, incluyendo las Fuerzas Armadas norteamericanas.

Quantum Signal ayudó a los militares a desarrollar un software que permite controlar vehículos autónomos a millares de kilómetros de distancia y construir un ambiente rubusto de simulación para los proyectos de vehículos sin conducción humana utilizados hasta ahora.

"Quantum Signal estaba en nuestro radar desde hace algún tiempo. En los últimos años, Ford viene preparando un equipo de especialistas altamente calificado en el desarrollo de software, simulación y aprendizaje de máquina, llegados de todas partes del mundo, para acelerar el proyecto de vehículos autónomos. Con la integración de Quantum Signal, ese equipo ahora es mayor y más fuerte", declaró Randal Visintainer, director técnico de Vehículos Autónomos de Ford.

Instalada en el predio de una antigua escuela de Saline, Quantum Signal desarrolló una cultura propia que Ford pretende preservar en el proceso de integración. "Todos los ingenieros quieren hacer un trabajo significativo que haga la diferencia y no para quedar parado en una estantería. Así como Henry Ford introdujo la libertad de la locomoción para las masas con su modelo T a inicios del siglo XX, ahora los ingenieros de Quantum Signal tendrán la oportunidad de influir directamente en el mundo y ampliar esa libertad", completó Visintainer.

Cortina de seguridad

En la industria automotriz de algunos países de la región, exigidos por ley en vehículos fabricados a partir de enero de 2014, los airbags frontales (conductor y acompañante), son auténticos salvavidas. A pesar de ello, son pocos los modelos fabricados en Brasil que vienen con las bolsas de aire adicionales de seguridad laterales, llamadas de cortina, que nacieron en la década de los 90 y funcionan como un complemento del cinto de seguridad.

Al igual que las demás, las de cortina son fundamentales para reducir los riesgos de lesiones en casos de colisión. El airbag común tiene un sensor con acelerómetro calibrado para accionar el dispositivo en caso de desaceleración brusca superior a los 20 km/h en un período corto de tiempo.

El elemento inflador es una sustancia química llamada ácido de sodio, convertida en nitrógeno cuando detona la chispa eléctrica. Las bolsas están hechas de nylons y reciben una capa de talco que tiene la función de evitar que los pliegues se resquebrajen.

Los airbags de cortina o laterales, protegen el tórax de los ocupantes en colisiones generadas por la invasión de los parantes "B" (las columnas centrales del auto). Con ello hombros, costillas, brazos y cabeza quedan menos expuestas ante golpes que deformen la parte lateral del vehículo.

En general los airbags no necesitan de mantenimiento periódico, aunque se debe prestar atención a una luz de alerta del panel de información del coche que señala ese item. El plazo de validez de los airbags es de 10 años. Pasado ese tiempo, se debe reemplazar el inflador y aplicar una revisión a la bolsas.

Daniel Dias de Agência AutoMotrix, en exclusividad con Airbag.uy