Automovilismo

Moderando

Todt aplaude antirracismo de Hamilton pero pide "libertad" para el resto de los pilotos

El presidente de la FIA y ex piloto de Fórmula 1, defiende el respeto al derecho de los deportistas que desean expresarse de otra manera

24.07.2020 11:37

Lectura: 3'

2020-07-24T11:37:00
Compartir en

Ginebra (Suiza) - El presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Jean Todt, saludó el "compromiso" del campeón del mundo Lewis Hamilton en su lucha contra el racismo, pero insistió en la "libertad" de cada piloto para expresar o no sus convicciones.

P: ¿Qué piensa del movimiento antirracista y de los comentarios de Lewis Hamilton criticando a la F1 por su falta de compromiso?

R: Hemos hablado mucho por videollamada. Tengo mucha estima por cualquiera que tenga una vocación, un compromiso, y pienso que es formidable cuando un líder en su ámbito quiere comprometerse. Y nosotros nos hemos implicado desde hace mucho tiempo en la diversidad, la igualdad de género... con la salvedad de que no se convierta en un debate político. Nuestra entidad es apolítica, como el Comité Olímpico, con el que trabajamos estrechamente. Estoy completamente de acuerdo en que el deporte es una buena plataforma y, por otro lado, con la Fórmula 1, hemos dado la posibilidad de expresarse a aquellos que quieran. Hay quienes tienen ganas de arrodillarse (para protestar contra el racismo), y hay otros que pueden no tener ganas de expresarse de la misma manera. Es la libertad, la democracia. La competición del motos es una plataforma mediática para responder a los desafíos de la sociedad, como la seguridad vial, el racismo, la discapacidad, la discriminación... De hecho, nos gustaría tener muchas más mujeres en el automovilismo.

P: Ahora que se ha reanudado la competición, pese a que la pandemia sigue provocando estragos, ¿qué temores tiene?

R: Había que reanudar la competición, volver a la actividad deportiva, como volver a abrir los comercios, los restaurantes... No podíamos plantearnos quedarnos confinados en casa indefinidamente. Imposible. Por eso decidimos con nuestros socios, los promotores de la F1, de rehacer un calendario extremadamente original y después tratar con nuestros equipos médicos el volver a vivir, el volver a organizar carreras. Ya hemos hecho tres carreras de F1 y en cada una de ellas ha habido más de 4.000 tests, algo que es enorme. Toda la preparación, antes, durante y después, ha sido un gran éxito, pero no tenemos derecho a gritar victoria, porque estamos a merced del virus... mientras no tengamos una vacuna".

P: Ustedes se ocupan también de la seguridad vial. ¿Qué impacto tuvo el confinamiento en ese ámbito?

R: "Cada crisis tiene sus cosas positivas. Claramente, a partir del momento en que había menos coches en las carreteras, menos peatones, menos motos, ha habido menos accidentes. Pero para mí hay una enseñanza primordial. El virus ha matado hasta ahora un poco más de 600.000 personas en unos meses. En las carreteras, cada año, mueren 1,4 millones de personas, además de otros 30 a 50 millones de personas que quedan heridas y tienen secuelas. Y contrariamente al COVID-19, que a día de hoy no tiene vacuna, para las carreteras tenemos una vacuna: es la educación, la aplicación de las leyes, el nivel de los vehículos, las rutas y la calidad de las emergencias después del accidente. Los Estados han organizado un confinamiento obligatorio y se han asegurado que fuera respetado. Mi mensaje, mi llamado, es pedir a los gobiernos enviar el mismo mensaje para la seguridad vial y hacerlo respetar de la misma manera".

AFP