Test Drive

Atracción bestial

Test Drive: probamos la nueva Fiat Toro, recién llegada al país

Manejamos uno de lo productos más resonantes de Fiat para conocerlo en profundidad y compartirles nuestras ya clásicas Impresiones de Manejo

07.06.2019 14:35

Lectura: 9'

2019-06-07T14:35:00
Compartir en

La Fiat Toro está desembarcando en Uruguay. Y en consonancia con la expectativa generada, de pique comenzó con un buen suceso comercial en esta etapa inicial de pre-venta, a tal punto que las primeras partidas ya están completamente comprometidas.

Vale recordar que esta camioneta mediana se fabrica en el Polo Automotivo Jeep de Pernambuco, en Brasil, y nace a partir de la plataforma compartida con los primos hermanos Jeep Renegade y Compass. Su llegada a nuestro país se vio bastante retrasada en comparación con los mercados vecinos, pero finalmente Sevel Uruguay ahora empieza a cumplir con la expectativa generada en buena parte de los usuarios amantes del segmento.

Al menos en un principio, la pick up viene en una única versión denominada Freedom, utilizando una mecánica basada en el motor naftero de 4 cilindros y 16 válvulas E-TorQ EVO 1.8, capaz de liberar 130 CV de potencia a 6.000 giros. El par motor es de 17,4 kgmf, disponible a 3.750 vueltas. Toda la potencia se transmite hacia el eje delantero, a través de una caja de cambios automática y secuencial de seis velocidades, con aletas al volante.

En términos más técnicos, hablamos entonces de la Fiat Toro Freedom 1.8 AT6 4x2.

Diseño

Indudablemente es unos de los puntos más sobresalientes del vehículo. No por casualidad, mucha gente se aproximó para mirar la camioneta de cerca, durante los días de prueba. Incluyendo algún caso que advertía "vengo a ver mi próxima camioneta".

El frontal es particularmente responsable de ese buen suceso visual, con los conjuntos lumínicos repartidos en tres niveles. El más alto corresponde a las líneas led de luces diurnas, que contornean el borde del capó. Al medio se encuentran los faros principales, integrados a la gran parrilla que va de lado a lado del vehículo. Y más abajo, se ubican los neblineros.

Además de muy actual, el moderno diseño contribute también para que la Fiat Toro se diferencie radicalmente de las demás doble cabina medianas con las que compite en el segmento.

Desde los laterales, es evidente la buena estatura apoyada en neumáticos con llantas de aleación de 16", diseñadas exclusivamente, y una línea de cintura alta con una inclinación moderada. Se pueden ver los focos delanteros (diurnos) y traseros, pues son envolventes y alargados, ambos de led.

También destacan las barras longitudinales de techo, que conforman una estructura con otro elemento transversal al borde del techo, adecuado para apoyar objetos largos que eventualmente se transporten en la caja, conteniendo la tercera luz de freno.

Finalmente la originalidad del diseño se aprecia también en el sector trasero. Los focos se vuelven más grandes, mientras que el portón trasero se abre desde una plaqueta central de buen tamaño, que contiene la logomarca de Fiat. El sistema de apertura es horizontal.

Más abajo se encuentra el paragolpes que está cubierto con una lámina protectora metálica. Mientras que en su parte inferior contiene las luces de marcha atrás, que dicho sea de paso, son muy eficaces y potentes.

La caja de carga, en la que se pueden transportar hasta 650 kg, tiene ganchos de sujeción, debidamente ocultos bajo las tapas correspondientes, y viene cubierta con una lona marítima que tiene un sistema de cierre bastante hermético, diseñado exclusivamente por Mopar, el proveedor oficial de accesorios de la marca Fiat. Todo el interior está protegido con una cubierta de fibra, firme y resistente.

Las dimensiones de la Toro son de casi 5 mts de largo (4,915 mts), 1,844 de ancho (sin espejos), 1,729 de altura y 2,99 de distancia entre ejes. Los ángulos de entrada y salida son de 26º y 28º respectivamente.

Interior

La cuatro puertas ofrecen una buena amplitud de apertura, que evidentemente facilita el acceso y descenso del vehículo. El ambiente que se despliega es agradable, con tapizados en eco-cuero que combina tonos de gris oscuro con el gris claro del techo. Tiene pespuntes elegante y el nombre del modelo bordado en los respaldos delanteros, al igual que en las alfombrillas del piso.

Tanto las manijas de las puertas delanteras como el contorno de la pantalla principal, tienen un aplique bordó brillante que aporta un toque de color agradable. Los asientos delanteros cuentan con un posabrazos deslizable y con tapa, bajo la que se oculta un buen hueco guardaobjetos, mientras que en los traseros, tal dispositivo es plegable y además se puede convertir en posavasos.

En este sector se pueden ubicar tres personas con total comodidad, cada una con su correspondiente apoyacabezas y todas con cinturones de seguridad de tres puntas. También cuentan con un puerto USB y toma para cargador de 12 volts.

Entre algunos elementos que demuestran la preocupación por cuidar de los detalles, se encuentran el portalentes (sobre la puerta del conductor), los pasamanos de los parantes delanteros, las agarraderas de las otras tres puertas, y las luces de plazas traseras que se encuentran bajo dichas agarraderas.

En movimiento

Como decía, en la Fiat Toro se nota la preocupación del fabricante por los detalles que hacen al confort. Desde el mando remoto se puede abrir la portezuela de la caja, pero también en el momento del desbloqueo nocturno, se encienden las luces ubicadas debajo de los espejos que iluminan el área de las puertas delanteras.

Del tipo ballesta, una vez girada la llave el motor deja percibir un suave sonido dentro de la cabina, evidenciando una buena insonoridad. Es muy fácil encontrar rápidamente la posición de manejo ideal, gracias a los ajustes de altura y profundidad del volante y los del asiento, que permite subir y bajar a gusto.

Dicho sea de paso, están construidos con espuma de densidad media, lo que junto con la suavidad del tapizado, brindan un confort bien agradable.

Gracias a la asistencia eléctrica, la dirección es muy suave y permite maniobrar con mucha precisión. Cuando se activa la reversa, la imagen posterior se proyecta en la pantalla del sistema multimedia, con apoyo de las líneas guía y alerta auditiva de proximidad. Hablando de la pantalla táctil, además del navegador, desde allí se pueden modificar diferentes configuraciones relacionadas con las luces, el audio, conectividad, los alertas, etc.

También los mandos del climatizador bi-zona, que están debajo de la pantalla principal, tienen un diseño original y presentan un manejo bien simple e intuitivo. Por su parte desde el volante multifunción se pueden administrar una buena cantidad de funciones que van desde la telefonía, el control de velocidad crucero y el set up de la computadora de a bordo, que ofrece toda la información relacionada con la marcha del vehículo (consumo, recorridos, etc), amén del reloj y la temperatura.

En la cara posterior se encuentran los ajustes de la radio (sintonía y volumen) y también las aletas de la caja de cambios para cuando el conductor quiere sentir la camioneta en sus manos.

Y ya que la mencionamos, en modo automático es una delicia. Sus transiciones resultan suaves y agradables, sin sobresaltos pero igualmente perceptibles, como para disfrutar de las variaciones del motor.

En las maniobras de estacionamiento, también colaboran los espejos externos que son de buen tamaño y resultan importantes sobre todo si los apoyacabezas traseros están levantados, pues en tal caso, la visibilidad a través del espejo interior se reduce bastante.

Los 130 caballos del motor, impulsan sus casi 1.800 kg de peso con buena disposición. En las salida de los semáforos, por ejemplo, es posible despegarse tranquilamente de los demás autos. Y siempre con un buen nivel de insonoridad. Solamente en algunos casos se siente un leve rolido de los neumáticos, debido esencialmente a que son multipropósitos, como para poder superar algún barrial sin dificultad a pesar de tener tracción simple.

Tiene un andar absolutamente disfrutable. Sin dudas que el sistema de suspensión, del tipo Multilink en el eje trasero, tiene una configuración que prioriza el confort de marcha, pues aunque es firme, se desplaza con gran suavidad y absorbe eficazmente los desniveles y los pozos del piso, sin golpes ni sacudones. En tramos largos, los apoyabrazos tienen su función asegurada. Los de las plazas traseras, están plegados al respaldo y contienen posavasos. Y el de adelante es deslizable y bajo la tapa oculta un buen hueco guardaobjetos.

Si la Fiat Toro es disfrutable en ciudad, en carretera ese placer se potencia, pues además de la eficiencia de la caja de sexta, que permite alcanzar una velocidad de crucero considerable con el motor a bajas vueltas, se genera un ambiente agradable y sereno, al que se puede sumar el sonido del sistema de audio.

Tanto el peso del vehículo y la vigilancia de los sistemas electrónicos de seguridad, ofrecen una confianza superlativa a velocidades altas, sin ningún sobresalto aunque se trate de caminos sinuosos con curvas cerradas. A la hora de recuperar velocidad, también la caja de cambios responde sin problemas pues baja rápidamente de marcha para responder a la demanda de potencia adicional que permita hacer la maniobra sin correr riesgos.

Conclusión

Toro es un producto excepcional. Atractiva por donde se la mire, esta camioneta doble cabina ofrece una alto nivel de equipamiento, buenas terminaciones, mucha seguridad en tecnología con 7 airbags, control de estabilidad, control anti vuelco, control de tracción, asistente para frenadas de emergencia, asistente de partida en pendiente, fijaciones Isofix, etc., respaldada además por las pruebas de Latin NCAP, y como si fuera poco, con la posibilidad de llevar hasta 650 kg de carga en una caja bien cerrada.

Podría decirse que sería bueno que tuviera una pantalla algo mayor, o agregar más huecos guardaobjetos, pero son detalles que de ninguna manera opacan las bondades que es capaz de ofrecer.

Por alguna razón, viene cosechando éxitos comerciales en todos los mercados de nuestra región a los que va llegando. Y en principio, el nuestro no parece que será la excepción.

Luis Piedra Cueva / Airbag_UY - Fotos y video: Luis Piedra Cueva 

Cargando...