Noticias

Llamen a Jorge Nasser

Stellantis advierte por riesgo de desabastecimiento de materias primas como el níquel

Es un metal clave en la fabricación de baterías, incluyendo las de los coches híbridos y eléctricos, y no sería el único en escasear.

11.03.2022 15:22

Lectura: 2'

2022-03-11T15:22:00
Compartir en

El consejero delegado de Stellantis -grupo fruto de la fusión entre el francés PSA y el italo-estadounidense Fiat-Chrysler-, Carlos Tavares, advirtió este viernes del posible riesgo de desabastecimiento de materias primas claves para el sector, como el níquel, si la guerra de Ucrania se alarga e incluso llega a extenderse a otras zonas.

"Si la guerra sigue, hay riesgo de que se extienda y eso implica un riesgo para el suministro de algunas materias primas", advirtió el ejecutivo portugués, en una entrevista digital en el foro Mobility TV World.

Tavares apuntó específicamente al níquel, un metal clave en la fabricación de baterías, incluyendo las de los coches híbridos y eléctricos, pero también a otros materiales que no precisó.

En cuatro a componentes, señaló que la empresa que dirige, que es el cuarto grupo automovilístico mundial con 14 marcas, no tiene apenas proveedores en el este de Europa, como sí ocurre, recordó, con los fabricantes alemanes.

Tavares anunció que Stellantis va a suspender la importación a Europa de las furgonetas fabricadas en una pequeña planta que tiene conjuntamente con la japonesa Mitsubishi en Kaluga (Rusia), que llevaba parte de su producción al mercado de Europa Oriental.

Explicó que la producción de esa planta es pequeña, del orden de 10.000-12.000 vehículos anuales, y que se incrementará la fabricación en otras plantas de Europa Occidental para atender el mercado, algo que pueden hacer "fácilmente".

La compañía también ha suspendido sus exportaciones a Rusia. "Cumplimos totalmente" las normas sobre sanciones, subrayó.

Además, Tavares señaló que cualquier plan futuro de inversión en Rusia queda de momento aparcado: "Está claro que cuando estás en una guerra no piensas en inversiones futuras, sino en parar la guerra. Por ahora, no hay inversiones sobre la mesa", cerró.

EFE