Noticias

Apostando a la democracia

Sector automotor en Estados Unidos cierra un 2020 complicado con un halo de esperanza

Aunque la pandemia causó estragos, salvo para Tesla, el último trimestre muestra señales de recuperación para los grandes fabricantes

07.01.2021 11:51

Lectura: 4'

2021-01-07T11:51:00
Compartir en

Nueva York (Estados Unidos) - Las ventas de automóviles en Estados Unidos sufrieron mucho por la pandemia durante todo el año, pero algunos grupos terminaron 2020 con un repunte en las cifras que debería continuar en los próximos meses.

El grupo número uno del país, General Motors, ha visto bajar sus ventas un 11,8%, mientras que las del fabricante japonés Toyota cayeron 11,3% y las de Fiat Chrysler USA (FCA) un 17%.

El fabricante también nipón Nissan se vio aún más afectado con una caída de las ventas del 33,2% durante el año en Estados Unidos, mientras que las ventas del surcoreano Hyundai y el alemán Volkswagen descendieron 10%.

Solo el fabricante de vehículos eléctricos estadounidense Tesla parece haber obtenido buenos resultados, ya que el sábado anunció que vio aumentar sus ventas un 36% en todo el mundo en 2020, a 499.550 unidades.

La industria automotriz se paralizó en la primavera boreal cuando la propagación del coronavirus provocó repentinamente el cierre temporal de fábricas y muchos concesionarios en Estados Unidos.

Pero las fábricas fueron reabiertas gradualmente con la implementación de estrictas medidas sanitarias. Y a pesar de una tasa de desempleo particularmente alta, las ayudas gubernamentales y el menor gasto en actividades de ocio han apoyado la demanda de vehículos nuevos.

Aumento de precio

Para GM y Toyota, las cifras de fin de año apuntan a una recuperación en 2021: las ventas de GM aumentaron 4.8% en el cuarto trimestre y Toyota en 9.4%.

GM incluso registró su mejor trimestre a nivel de ventas personales desde 2007.

"Las ventas a particulares comenzaron a recuperarse en mayo y volvieron a su nivel previo a la pandemia durante el cuarto trimestre", dijo GM.

Para esos dos grupos, la actividad se vio sustentada por la demanda de pickups y camionetas urbanas 4x4 (SUV), que son más caras que los automóviles comunes.

En GM, esto ayudó a impulsar el precio promedio de los vehículos vendidos a un máximo histórico.

El mayor fabricante automotor local señaló que espera que "la recuperación de la economía estadounidense continúe en 2021".

"El aumento de las tasas de vacunación [contra el covid-19] y el tiempo más cálido deben permitir a los consumidores y las empresas volver a un nivel de actividad más normal, levantando así el mercado de trabajo, la confianza de los consumidores y la demanda de automóviles", justificó la economista jefe del grupo, Elaine Buckberg, en un comunicado.

En 2020, GM vendió 2,55 millones de unidades en Estados Unidos.

La situación sigue siendo complicada para Fiat (FCA), en la que las ventas siguen cayendo, esta vez un 8% en el cuarto trimestre, lastradas principalmente por la fuerte caída de las ventas de las flotas corporativas.

Las agencias de alquiler de autos, en particular, "continúan sufriendo la reducción de los viajes de negocios debido a la pandemia", explicó el grupo en un comunicado.

Cambio radical

Según estimaciones de la firma especializada Cox Automotive, se espera que las ventas totales de automóviles en Estados Unidos disminuyan en alrededor de 15% durante todo el año a 14,4 millones de vehículos.

"El cambio radical en las ventas de automóviles nuevos durante los últimos ocho meses ha frustrado lo que podría haber sido un año aún más oscuro para la industria automotriz", comentó Karl Brauer del sitio especializado Iseecars.

Los fabricantes y concesionarios se han beneficiado en particular de la caída de las ventas de las flotas corporativas, menos rentables que las de los particulares, y del aumento de los precios de los vehículos, dijo en una nota.

"Estos elementos perdurarán en 2021, sobre todo porque el suministro (ndlr, interrumpido por cierres de plantas) no necesariamente cubre la demanda", añadió el analista.

AFP