Noticias

Vecinos recargados

Renace histórica marca brasileña de camiones pesados, pero ahora en versión eléctrica

Instalada en Caxías do Sul, 40 años después la Fábrica Nacional de Motores FNM vuelve a la producción de camiones, con tecnologías actuales

16.07.2020 09:52

Lectura: 7'

2020-07-16T09:52:00
Compartir en

En nombre de la fuerza

Con la propuesta de revolucionar el modelo de operaciones del fabricante de vehículos, la icónica marca FNM resurge en camiones eléctricos.

La Fábrica Nacional de Motores (FNM), popularmente conocida como FeNeMé, se inauguró en 1942 en Xerém, Distrito de Duque de Caxías, Estado de Rio de Janeiro, para producir motores aronáuticos. Pero cuando salió el primer avión con motor FNM, en 1946, había terminado la Segunda Guerra Mundial y la demanda estaba en retracción.

En 1949, mediante una sociedad con la marca italiana Isotta Fraschini, FNM se tornó en el primer fabricante de camiones del país. Su primer producto fue el D-7.300 con motor diesel y capacidad para 7,5 toneladas de carga.

Cuando los problemas financieros que afectaron a Isotta obligaron a cortar el suministro de tecnologías y componentes, se abrió la posibilidad de acceso para la también italiana Alfa Romeo.

En 1958 se lanzó el D-11.000, un pesado que se tornó en "figurita repetida" en las carreteras brasileñas, marcando presencia en las obras de construcción de Brasilia con su estilo embrutecido y el sonido grave del motor diesel de seis cilindros.

En 1960 FNM lanzó el automóvil JK 2000, reestilizado en 1969 y renombrado como 2150. El sedán se fabricó hasta 1973 convirtiéndose en uan especie de "sueño de consumo" de los brasileños más ricos, que nunca lograron empatizar con los camiones de la marca.

En 1968 el régimen militar resolvió privatizar FNM que pasó al control de Alfa Romeo. En 1977 la marca italiana se vendió a Fiat que continuó fabricando el camión pesado FNM 180 en Xerém durante dos años más y luego pasó a producirlos bajo su marca propia hasta 1985. En las instalaciones de la fábrica, actualmente funciona Marcopolo Rio, unidad fluminense de la carrocera gaúcha de ómnibus.

Más de 40 años después de abandonar las líneas de montaje, la marca FNM volverá en breve a las calles y rutas brasileñas, ahora al frente de modernos camiones eléctricos.

En renacimiento de FNM comenzó en 2008 cuando una empresa carioca del ramo de la movilidad adquirió los derechos en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI) para utilizar en nombre de la histórica marca brasileña, incluyendo la logomarca inspirada en el clásico logotipo de Alfa Romeo.

En esta su nueva versión, la sigla FNM pasa a significar Fábrica Nacional de Movilidades. Su división FNM eléctricos estará enfocada a las soluciones en movilidad de alta tecnología con proyectos de ómnibus y camiones cero emisiones.

La empresa también desarrolla el sistema RePower para transformación de vehículos diesel en eléctricos. La propuesta es producir modelos para transporte de cargas y de pasajeros que proporcionen una logística sin polución, silenciosa, segura, sustentable y sin emisiones de carbono.

En noviembre comenzarán a fabricarse en Caxías do Sul, Rio Grande do Sul, los camiones eléctricos FNM 832, con PBT de 13 toneladas y el FNM 833 con PBT de 18 toneladas. Los hermanos y empresarios gaúchos Zeca Martins y Alberto Martins, socios del holding propietario de FNM, atraerán la unidad industrial de la empresa para la ciudad en sociedad con un fabricante local que aún se mantiene en secreto.

En un primer momento el montaje de los camiones se realizará con la mayoría de los componentes importados. La expectativa es que la sociedad para el armado con empresas locales pueda rendir frutos para la futura instalación de proveedores en la región, reduciendo los costos de producción.

Los precios de los camiones FNM todavía no se conocen. "La fábrica de FNM traerá un nuevo impulso de modernidad para Rio Grande do Sul", anuncia Zeca Martins.

Los nuevos FNM ostentan una cabina de aspecto "vintage", en una relectura contemporánea de los antiguos "FeNeMé" de los años 60. El estilo de los camiones eléctricos se desarrolló por un equipo propio liderado por Cleso Santos, Roberto Renner y Vicente Azevedo.

Contaron además con la ilustre participación del consagrado diseñador automotor paulistano Anísio Campos, muerto en setiembre del año pasado a los 86 años de edad. Responsable por automóviles como los deportivos Puma GT DKW y Carcará, y el microauto Dacon 828, el veterano diseñador se tornó en gran entusiasta del rescate de la marca FNM, colaborando en el desarrollo de la estética del producto.

FNM aún no quiere adelantar muchos detalles técnicos de sus camiones 832 y 833. El de 13 toneladas tiene 6,30 mts de largo mientras que el de PBT de 18, mide 7,20 mts. El motor eléctrico tiene tecnología norteamericana, sistema de 650 volts y genera 355 caballos de potencia. Para la producción de los vehículos se utilizará nióbio en algunos componentes como chasis, frenos, suspensiones, ruedas y en otra piezas y estructuras, procurando disminuir el peso del vehículo y aumentar la resistencia, la performance y la autonomía.

FNM afirma que todos los camiones de la marca estarán conectados al fabricante y a la respectivas empresas operadoras. "El nuevo FNM es un smart-truck. Utiliza tecnologías de punta como tablets conectadas con la TI operacional y con los sistemas de logística de las empresas, incluyendo monitoreo, soluciones innovadoras de video-telemática de cámara anti-colisión con inteligencia artificial, cambio de carril, alerta de partida de los vehículos que están al frente, alerta de conductor fumando y distraído, acelerómetro, advertencia de semáforo en rojo, aviso de distancia mínima de los vehículos en el tránsito, aviso de riesgo de colisión, paragolpes virtuales, pantalla trasera de alta resolución que puede emitir imágenes de la cámara frontal o avisos, reconocimiento de señales de tránsito, aviso de peligro de colisión con motocicletas o bicicletas, y cuatro cámaras -dos laterales, una frontal y otra trasera. Todo con transmisión en tiempo real hacia el centro de gestión de flotas y para la nube de FNM. Y con todo preparado para convertirse a futuro en un camión autónomo", explica Marco Aurelio Rozo, director de Tecnología de Información de FNM.

Si tecnológicamente apuesta a la modernidad, en términos de modelo de negocios FNM es todavía más audaz. La empresa planifica una disrupción total con el modo actual de operar de los fabricantes de vehículos nacionales. Pretende trabajar con planilla abierta en la que se presenten todos los costos de producción -hasta el margen de lucro de la empresa- para tener la aprobación de los compradores.

No existirá una red de concesionarios de FNM y la comercialización será directa entre los operadores logísticos y los compradores, mediante demanda pre-contratada con pago anticipado. Sin concesionarios, también la asistencia técnica será diferente. Como los camiones FNM estarán todos online con la fábrica, en caso de necesidad la asistencia técnica del fabricante irá hasta donde esté la unidad para resolver el problema directamente en el garage del flotista.

La preventa ya se encuentra abierta y según la empresa, hay un interés sorprendente por el producto.

"Los fabricantes de camiones instalados en Brasil están aferrados al diesel y sus matrices determinan que aquí será el último país en evolucionar hacia los modelos eléctricos. Pero la nueva FNM piensa diferente y entrega una logística segura, silenciosa y conectada, que aporta economía a sus clientes, no opera con revendedores, abre todos los costos y márgenes y produce bajo demanda. FNM es fuera de lo normal", sintetiza Zeca Martins.

FNM todavía no anunció oficialmente su equipo, pero mientras tanto, el marketing está a cargo de Rubem Roberto Duailibi, ex-DPZ Publicidad, y el departamento comercial está coordinado por Marcos Pettinati, ex-Dacon Vehículos.

Luiz Humberto Monteiro Pereira, de AutoMotrix, en exclusividad con Airbag.uy