Noticias

Sorpresas te da la vida

Primer contacto: prueba de manejo del nuevo Toyota Corolla 2020

Con nuevos motores, incluyendo la inédita versión híbrida, y sistemas de seguridad, el sedán impone un cambio de parámetros en el segmento

12.09.2019 09:40

Lectura: 8'

2019-09-12T09:40:00
Compartir en

Impulsado por el prestigio y la fama de confiabilidad mecánica que disfruta en Brasil, Toyota Corolla es líder del segmento de los sedán medianos desde hace cinco años consecutivos. Se vende tanto como casi los tres mayores competidores sumados. A pesar de eso, en el lanzamiento de la 12ª generación para el mercado nacional, la marca japonesa resolvió aplicarle un verdadero "upgrade" al modelo.

Para ello invirtió en el desarrollo de dos motorizaciones: una flex 2.0 litros Dynamic Force, y otra híbrida, que combina dos motores eléctricos y uno flex 1.8.

La nueva generación del Corolla se ofrece inicialmente en tres versiones diferentes. El motor flex 2.0 Dynamic Force estará disponible en configuraciones GLi, XEi y Altis, todas ellas con transmisión CVT Direct Shift de 10 marchas simuladas. En el caso del híbrido, lo hará solamente en opción tope de gama Altis.

Con un diseño más contemporáneo y audaz, la nueva generación del vehículo más vendido del mundo estrena ofreciendo algunos aspectos inéditos. Se trata del primer automóvil híbrido con motor flex (bicombustible) del mundo, e inaugura una tendencia que tiene todo como para expandirse en la industria automotriz brasileña.

Como "efecto colateral", la innovación torna al Corolla con combustible vegetal en el vehículo híbrido más limpio del planeta. Otro destaque corre por cuenta del Toyota Safety Sense. Disponible en versión tope de líena Altis, el paquete de seguridad acytiva hace del Corolla el sedán mediano con más items de seguridad del mercado.

También inédito en el Corolla nacional es el techo solar, ahora disponible de serie para la versión Altis 2.0L Dynamic Force, o como opcional en el paquete Premium para la versión híbrida.

El Corolla 2020 tiene 4,63 mts de largo (1 cm más que la generación anterior), 1,78 de ancho (más 0,5 cm) y 1,45 de altura (2 cm menos), mientras que la distancia entre ejes y el volumen del maletero permanecen igual, 2,70 mts y 470 litros. El tanque de combustible aloja 50 lts en versiones a combustión y 43 en la híbrida.

Bajo el capó, el motor 2.0 litros Dynamic Force Dual VVT-iE 16V DOHC de ciclo Atkinson Flex, rinde 177 caballos si utiliza etanol, y 169 si es con gasolina, siempre a 6.000 vueltas. El torque máximo es de 21,4 kgmf a 4.400 rpm, con cualquiera de los combustibles. La caja de cambios es del tipo CVT con 10 marchas simuladas.

En el caso del híbrido flex, el motor bicombustible de Toyota es un 1.8 litros VVT-i 16V de ciclo Atkinson, derivado del motor a nafta del Prius. Genera 101 caballos con etanol y 98 con gasolina, siempre a 5.200 giros, y 14,5 de torque a 3.600 vueltas.

Funciona en conjunto con dos motores eléctricos que producen 72 CV de potencia y 16,6 kgmf de par motor. La recarga de la batería se realiza con los motores eléctricos pues funcionan como frenos regenerativos. La transmisión es una CVT Hybrid Transaxle.

Desde la versión de entrada GLi, el nuevo Corolla ya viene con airbags frontales, laterales, de cortina y de rodillas para el conductor. Tiene cámara de reversa con líneas de distancia, proyectada en la pantalla de la central multimedia, faros con encendido automático y ajuste de altura, control electrónico de estabilidad (VSC), control electrónico de tracción (TRC) y sistema de asistencia para partida en pendiente (HAC). Aunque el destaque en seguridad corre por cuenta del pack Toyota Safety Sense (TSS), de serie en versión Altis a combustión y como opcional en la híbrida.

Un radar de ondas milimétricas combinado con una cámara monocular permite detectar peligros y alertar al conductor e incluso, hasta detener el vehículo por sí solo en caso de necesidad. El TSS incluye Sistema de pre-colisión frontal (PCS), sistema de alerta de cambio de carril con conducción asistida (LDA), luces altas automáticas (AHB) y control crucero adaptativo (ACC).

Experiencia a bordo

Principio evolutivo

El interior del Corolla 2020 evolucionó significativamente. La versión GLi cuenta con sectores revestidos en tejidos y en cuero, ambos en color negro. Las siguientes XEi y Altis híbrida tiene revestimientos en cuero negro mientras que la Altis 2.0L Dynamic Force y Altis híbrida con pack Premium, presentan sectores elegantemente revestidos con cuero en beige y marrón.

El volante de tres rayos con control de audio y computadora de a bordo está forrado en cuero y ofrece aletas para el cambio de marchas en los casos XEi y Altis con motor 2.0 Dynamic Force. Que no es el caso de la híbrida, que no las trae.

El panel de instrumentos en las versiones 2.0 presenta tres "exhibidores": uno circular al centro donde se visualizan el velocímetro y el nivel de combustible; uno semicircular del lado izquierdo que exhibe el cuentavueltas y la temperatura del motor, y una pantalla TFT de 4,2" a color en el sector derecho que muestra el computador de a bordo con informaciones como del indicador de marcha, consumo de combustible, odómetro y autonomía.

En el caso del Altis híbrido, posee una pantalla TFT de 7" digital a color en el centro del panel, que muestra el velocímetro y las informaciones de la computadora de a bordo. En tanto el semicírculo de la izquierda reúne indicadores del sistema híbrido, del lado opuesto están las del combustible y la temperatura del motor.

Primeras impresiones

Virtudes diferentes

Guarujá/SP - El nuevo Corolla es el mejor Corolla de todos los tiempos y establece nuevos parámetros en el segmento de los sedán medianos. En 27 años en Brasil, el ícono de Toyota nunca pasó por una evolución tan grande en un cambio de generación. En relación al Corolla anterior, absolutamente todo fue mejorado: estabilidad, agilidad y respuesta, rigidez estructural, distribución de peso y comportamiento aerodinámico.

Tales evoluciones se traducen en un vehículo que transmite una sensación de conducción nítidamente superior. La nueva suspensión trasera de doble brazo triangular independiente con resortes helicoidales y barra de estabilidad, es uno de los destaques del nuevo Corolla. Proporcionan un confort de conducción agradable, con mejor absorción de impactos en terrenos irregulares.

Dinámicamente, sea con propulsor flex o híbrida, el modelo muestra buena desenvoltura, con una performance insospechada en un sedán tradicionalmente conservador y que nunca tuvo aspiraciones de deportividad.

Y como era de esperar, la versión con motor 2.0 flex con sus 177 caballos, desborda más fuerza. Fabricado en la ciudad paulista de Porto feliz, es el motor más potente que haya equipado a un Corolla. Con alta tasa de compresión (13:1) y carrera larga, nuevos pistones de baja fricción, el 2.0 Dynamic Force es 15% más potente y 9% más eficiente que el motor de la generación anterior.

Actúa en conjunto con una transmisión CVT Direct Shift de 10 marchas. Los ingenieros de Toyota acoplaron un engranaje mecánico que actúa en la partida del vehículo, mejorando su aceleración en la primera marcha.

A pesar de menos potente, la que más sorprende es la nueva motorización híbrida con potencia combinada de 122 caballos. El Corolla Hybrid comienza a moverse siempre en modo eléctrico y recorre más de dos kilómetros sin accionar el motor a combustión, siempre que la batería tenga carga suficiente y el conductor no pise el acelerador con demasiado vigor.

Cuando ello ocurre, el auto responde rápido, sin vacilaciones. La transmisión Hybrid Transaxle entrega una aceleración lineal que reduce o aumenta continuamente las marchas de acuerdo con las demandas del motor, y sin desperdiciar energía.

La palanca de cambios tiene las posiciones P, R, N, D y B, siendo esta última la de máxima regeneración para cargar la batería en desaceleraciones y frenadas. Más al frente está el selector de modo de conducción, Eco, Normal y Sport.

El Corolla híbrido posee sistema de frenos regenerativos, que acumula la energía cinética producida durante las frenadas y la transforma en energía eléctrica para proporcionar mayor autonomía. Según Inmetro (instituto brasileño que regula y certifica la eficiencia energética), es capaz de rodar 14,5 km/lt en carretera y 16,3 km/lt en ciudad, abastecido con gasolina. Con etanol, el modelo alcanza 9,9 km/lt en ruta y 10,9 km/lt en ciudad.

Durante el test de presentación, que transcurrió la mayor parte del tiempo sobre tramos urbanos, la autonomía exhibida en el panel comenzó en 835 km y terminó con increíbles 1.030 km. Es decir que después de recorrer 40 km dentro del tránsito urbano, que permitieron el uso intenso del modo exclusivamente eléctrico, la autonomía prevista aumentó casi en 200 km.

Luiz Humberto Monteiro Pereira de Agência AutoMotrix, en exclusividad con Airbag