Test Drive

Nos estamos conociendo

Primer contacto: prueba de manejo de los nuevos Renault Logan y Sandero

Apenas lanzados en Brasil, adelantamos las primeras impresiones de la más reciente evolución de estos modelos, que llegarán este año al país

31.07.2019 12:10

Lectura: 8'

2019-07-31T12:10:00
Compartir en

Para recuperar el aliento

En el disputado segmento de los compactos, Renault Sandero y Logan 2020 ganan atractividad con la actualización visual, nuevos items de seguridad y caja de cambios CVT.

Cinco años después del lanzamiento, la generación actual de Renault Sandero y Logan necesitaba de algunos cambios para poder mantenerse competitivo. Frente a la proliferación de rivales de segmento más modernos, la marca francesa decidió aplicar una reestilización a ambos compactos, reforzar su seguridad y el confort de los pasajeros, y abandonar el insufrible cambio automatizado en favor de un legítimo automático del tipo CVT.

Los motores permanecen los mismos: 1.0 SCe 12V de 3 cilindros, y 1.6 16V de 4 cilindros para Sandero y Logan, amén del 2.0 16V de 4 cilindros con 150 caballos, exclusivo para la versión deportiva R.S. del Sandero.

En el frontal, Sandero y Logan presentan nuevos paragolpes de aspecto más corpulento, mientras que la parrilla es más amplia, compuesta por elementos horizontales más elegantes. Los faros mantienen sus antiguos contornos pero se rediseñaron los componentes internos, incorporando luces diurnas en forma de "C", una nueva característica estilística de la marca.

La versión aventurera Stepway se mantiene un poco más discreta, especialmente en el paragolpes delantero que tiene un diseño menos exagerado, con menos apliques plásticos y líneas más armónicas. Extrañamente, el diseño frontal de la variante R.S. no presenta alteraciones, manteniendo el mismo aspecto delantero de la línea 2019. El fabricante francés justifica diciendo que ese diseño ya está dentro del padrón global de la línea deportiva de la marca.

A pesar de que no resulte muy fotogénico, el aspecto trasero del hatch impresiona bien cuando se le ve personalmente. Los nuevos conjuntos ópticos se extienden sobre la puerta del maletero y tiene una línea de leds que recorre la parte inferior, formando la firma visual característica.

El conjunto está bien resuelto estéticamente y cumple la función de transmitir sensación de sofisticación. Existen algunas semejanzas con el "trasero" del Fiat Argo, aunque la verdadera inspiración para Sandero fue el Renault Megane europeo. En versiones R.S y Stepway, los faros tienen un padrón diferenciado con moldura oscura en color grafito. Un poco menos inspirada, la trasera del Logan mantiene los mismo focos del modelo anterior.

Un detalle curioso de los nuevos Sandero y Logan, más específicamente en las versiones equipadas con motor 1.6 y transmisión automática CVT, fue el aumento del espacio libre entre la carrocería y el piso, que creció 4,5 cm. Además de dejarlos considerablemente más altos, esa elevación "obligó" a los diseñadores de la marca a la aplicación de molduras plásticas en pasaruedas y parte inferior de las puertas, además de adoptar ruedas de 16" para procurar equilibrarlos visualmente.

El resultado es controvertido, especialmente en el caso de Logan, ya que sedanes de suspensión elevada, generan ciertas extrañezas. Con todo es innegable que ambos modelos ganan un aspecto más robusto, algo que puede agradar en tiempos en que la "estética SUV" parece muy impregnada en corazones y mentes.

El mix de versiones también cambió, acompañando la nomenclatura ya utilizada por Captur y Kwid. Se retiran de escena los antiguos Authentique, Expression y Dynamique y en su lugar llegan las nuevas Life, Zen, Intense e la tope de gama Iconic.

Experiencia a bordo

Seguridad reforzada

Si por afuera la línea Renault Sandero y Logan 2020 no revolucionó, por dentro los cambios fueron todavía más puntuales. Las principales novedades están en la lista de equipamientos de seguridad, que ahora incluye de serie en todas las versiones, aún en la básica Life 1.0, cuatro airbags (2 frontales y 2 laterales) y dos fijaciones Isofix.

La familia mantiene terminaciones honestas y la cabina, aún sin ser lujosa, es bien acogedora. El revestimiento del techo ahora es en color negro, sugiriendo más sofisticación, y los asientos son más envolventes y confortables, además de estar forrados con tejidos de buena calidad. Stepway por su parte tiene los asientos revestidos en un bello padrón bicromático.

El interior del Sandero R.S. presenta predominio de negro con detalles rojos en los asientos, forros y volante. ¿Hay mucho plástico rígido? Si, pero es de buena calidad y con texturas agradables. La llave ahora es de tipo navaja, también de serie en todas las versiones.

El buen espacio interno permanece inalterado. Cuatro adultos viajan bien y queda todavía espacio suficiente para un quinto pasajero sin que todos tengan que estar apretujados en el asiento de atrás. Tiene bloqueos eléctricos en todas las puertas aunque en la versión Life, solo las delanteras tienen levantavidrios eléctricos, un arreglo bastante común en autos de esa categoría.

Otro item de serie muy bienvenido en todas las configuraciones es el aire acondicionado de ajuste manual en versiones básicas e intermedias, y el automático en Intense e Iconic 1.6 CVT X-Tronic y en el R.S.

El sistema multimedia Media Evolution viene de serie a partir de la versión Zen 1.0, incorporando tecnología Android Auto y Apple CarPlay, que permite usar Spotify, Waze, Google Maps (Android Auto) y audios de WhatsApp. La pantalla "touch" de 7" es del tipo capacitiva, con mayor precisión al tacto. El sistema además trae funciones Bluetooth, cámara de reversa (en algunas versiones), Eco Scoring y Eco Coaching, que orientan al conductor sobre la forma de economizar combustible.

Primeras impresiones

Modo SUV de ser

Campinas/SP - Todos los Sandero y Logan automáticos tienen una suspensión elevada pues debieron utilizar esa solución exactamente para poder colocar la nueva transmisión CVT, que tiene dimensiones mayores que las utilizadas anteriormente. Parte de la caja avanza algunos centímetros hacia abajo y podría golpear contra el suelo en condiciones más severas de uso sobre pisos muy irregulares. Para evitar problemas, la ingeniería de la marca optó por elevar totalmente el vehículo.

A bordo de las versiones Zen e Intense 1.6 CVT X-Tronic del Sandero, especialmente en el tránsito, la sensación es de ver a los demás autos desde bien arriba. Al para en un semáforo al lado de una Duster, la percepción es que ambos tienen casi la misma altura.

Por otra parte, esta nueva estatura no compromete la estabilidad. Continúa siendo el mismo coche de andar confortable y seguro, igual que el Sandero de altura normal.

Las versiones Zen e Intense 1.6 con caja automática CVT vienen también con control de estabilidad ESC, que ayuda a mantener el vehículo sobre su trayectoria correcta, aún ante maniobras bruscas. Debería ser otro item de serie en todas las versiones y no un componente "de lujo" de las más altas de gama.

Agradable de manejar, el hatch trae dirección con asistencia eléctrica de serie en toda la línea, que proporciona respuestas ágiles en movimiento y suavidad en las maniobras. El nuevo volante, con diseño heredado del Clio europeo, tiene una buena empuñadura y un aspecto interesante.

La caja de cambios automática CVT era una necesidad, una vez que los tironeos y los cambios lentos del antiguo automatizado no agradaban a nadie. La nueva transmisión permite que el motor trabaje en bajas rotaciones para alcanzar las mismas velocidades, proporcionando un consumo menor. Además en ese mismo régimen, especialmente en partidas y recuperación, las respuestas no son demasiado vigorosas.

Incluso haciendo los cambios de marcha manualmente, pasando por las seis velocidades virtuales, la ganancia no resulta muy sustancial. El motor 1.6 16V con 118 CV y 16 kgmf de torque (alimentado a etanol) ofrece más agilidad en giros altos, lo que puede desagradar un poco a quien gusta de una performance más deportiva. Y nada que decepcione a quien disfrute de la marcha tranquila.

Si trabaja combinado con la caja de cambios manual, el 1.6 muestra más disposición, aunque esa "sociedad" está disponible solamente en la variante Zen.

La línea Sandero y Logan 2020 puede que no hayan cambiado demasiado, pero las pocas alteraciones que recibieron fueron efectivas, principalmente en aspectos de seguridad y confort. La apuesta de costo beneficio, ofrece un buen producto para familias no muy numerosas o para quien busca un auto confortable y espacioso para su día a día. La gama es variada, abarcando versiones económicas 1.0, aventurera 1.6 hasta llegar a la deportiva R.S de alto desempeño.

Hay para todos los gustos, y todos los bolsillos.

Marcelo Queiroz de Agência AutoMotrix, en exclusividad con Airbag.uy