Test Drive

Rutas de América

Primer contacto con el nuevo Fiat Argo en Brasil

Con el lanzamiento mundial del nuevo modelo fue posible hacer el test drive correspondiente sobre bellas carreteras paulistas. Y allí estuvimos.
26.06.2017 11:36

San Pablo, Brasil - Como ya publicamos oportunamente, fue un lanzamiento extraordinario perfectamente acorde a la importancia del nuevo modelo. Con más de mil invitados, personalidades del mundo del espectáculo local, máximas autoridades locales y regionales del grupo FCA y buena parte de la prensa de sudamérica, Fiat presentó formalmente al totalmente nuevo compacto que sale al mercado brasileño para posicionarse rápidamente entre los más vendidos del segmento.

Después de la gran fiesta y la convención de producto, dispusimos la posibilidad de probar el auto con total libertad, en todas sus versiones. Y por cierto, nos interesaba conocer de cerca tanto la opción con motor 1.8 E-torQ de 135 HP, como el nuevo FireFly 1.3 de 99 caballos.

Los recorridos propuestos fueron también variados, con una opción "larga" de 130 km y varias horas de viaje, internándose por algunas rutas montañosas bien sinuosas del interior paulista, y otra "corta", con una hora de manejo pero en este caso, sin salir de la gran urbe.

Hicimos las dos, con uno y otro modelo y en el primer caso, además del placer de manejar, disfrutamos del espectacular paisaje típicamente tropical.

Pruebas dinámicas

Versión Precision 1.8 - Como decía, esta versión se impulsa con el motor 1.8 E-torQ de 135 CV de potencia, alimentado con nafta. Ofrece un torque de 18,7 kgmf a un régimen de 3.750 vueltas, y la transmisión es manual con caja de cambios de 5 marchas.

Descubrimos un coche muy confortable, con amplio espacio en todas las plazas, un gran maletero de 300 lts., teniendo en cuenta que se trata de un hatch, y con un diseño interior muy bien logrado. Simple, pero agradable e intuitivo, destaca entre otras cosas por la ubicación elevada de la pantalla, que evidentemente otorga seguridad por su rápida visualización sin necesidad de distraer la mirada.

También hay muy buena terminación, con materiales agradables, y un buen destaque para el sistema de audio y muy especialmente, a la magnífica insonorización. Sin importar la velocidad, el ambiente se mantiene siempre bien aislado de los ruidos exteriores. Como ejemplo, en ningún momento del recorrido hubo que aumentar el volumen de la radio.

El motor 1.8 E-torQ, otorga unas prestaciones notables, con respuestas muy disfrutables y retomadas confiables. En carretera, la relación de marchas está bien calibrada y permite alcanzar una velocidad de crucero confortable, con un régimen moderado, capaz de aprovechar el combustible eficazmente. Para encarar los caminos trabados y con repechos, requiere un manejo más alegre, con el cuentavueltas un poco más arriba para contar con toda la "tropilla".

Otro punto sobresaliente, es la estabilidad. Bien plantado sobre el piso, sentimos al Argo muy seguro, confiable y sólido en el recorrido por aquellas carreteras super trabadas. Auxiliado siempre por una dirección bien firme, gracias a la asistencia eléctrica progresiva.

Vale recordar que Argo ofrece además un amplio equipamiento en seguridad y confort que según versión incluye seis airbags, asistentes a la conducción, control de estabilidad, cámara de reversa con líneas de referencia dinámicas, sistema Start&Stop, fijaciones Isofix y una completa central multimedia con pantalla touch HD, compatible con ambos sistemas, Android Auto y Apple CarPlay entre otros componentes.

Versión Drive 1.3 - En ambos casos disfrutando de una agradable posición de manejo, subimos a la variante inmediata inferior del modelo para hacer un recorrido urbano más corto con el novedoso motor FireFly 1.3 de cuatro cilindros y 8 válvulas, que nos generaba cierta expectativa. También con transmisión manual de cinco marchas, esta opción nos sorprendió gratamente por su muy buena disposición, con reacciones firmes en cualquier régimen. Es un propulsor recientemente presentado al mercado y como tal, con un desarrollo muy moderno.

Las características generales son semejantes, esencialmente con algunas diferencias de equipamiento entre ambas opciones. Pero es evidente la actitud algo más "voluntariosa" de este 1.3 respecto al 1.8, quien a pesar de la menor potencia, ofrece una gran suavidad de marcha, salidas ágiles y una agradable velocidad de respuesta a partir de la eficacia de la buena relación de su transmisión.

En este caso, por el horario ajustado para llegar al aeropuerto y que nos trajo algún dolor de cabeza por causa del tráfico, no pudimos salir a la carretera para sentir su comportamiento en ruta. Pero a priori y por lo visto sobre alguna de las amplias avenidas de San Pablo, parece que también en ese ámbito el Argo Drive 1.3 FireFly puede ser tan disfrutable como el hermano más potente.

Naturalmente, apenas se conozcan datos concretos acerca de su llegada al país, haremos el informe correspondiente.

Buenos días.

Luis Piedra Cueva

Te puede interesar Lanzamiento regional: llegó el nuevo Fiat Argo