Noticias

A la carrera

Peugeot presenta su Hypercar 9X8, un inédito prototipo creado para competir en pista

El modelo de competición de nueva generación, híbrido y sin alerón trasero, debutará en el 2022 en el Campeonato Mundial de Resistencia WEC

07.07.2021 09:57

Lectura: 9'

2021-07-07T09:57:00
Compartir en

El Peugeot 9X8 es el nuevo auto de resistencia de la marca del León y sucesor en la disciplina de los 905 y 908, ganadores de las 24 Horas de Le Mans respectivamente en 1992 y 1993, y en 2009. Siguiendo la senda de sus ilustres antecesores, está llamado a perpetuar la tradición del fabricante en el deporte del automóvil marcada por modelos de altas prestaciones y con una fuerte identidad visual que permite identificarlos al primer vistazo.

Con el 9X8, Peugeot despliega un verdadero proyecto de marca basado en el concepto Neo-Performance, que combina deportividad máxima, savoir-faire tecnológico transferible a los modelos de serie, eficiencia y excelencia en el diseño.

La estrecha colaboración, sin duda inédita en el ámbito del deporte del automóvil, entre los equipos de Diseño y de Ingeniería de Peugeot y Peugeot Sport ha sido determinante para explotar nuevas soluciones aerodinámicas y de diseño y definir así una línea totalmente original. Después de largos meses de trabajo en común, los ingenieros de desarrollo dirigidos por Olivier Jansonnie, director técnico de la división deportiva, y los diseñadores a las órdenes de Matthias Hossann, director de diseño de la marca, revelan las principales líneas y el concepto aerodinámico de este prototipo.

El nuevo reglamento Le Mans Hypercar (LMH), establecido por la FIA y el ACO para sustituir a la categoría reina LMP1 ha sugerido este enfoque. Al permitir una mayor suavidad en el tratamiento de las superficies aerodinámicas, favorece una reflexión radicalmente nueva en la concepción de autos innovadores y más abierta a la intervención de los equipos de diseño. Ingenieros y diseñadores han aprovechado esta oportunidad para inventar un nuevo proceso creativo, romper con los códigos establecidos y crear un Hypercar que inaugura un género completamente nuevo.

Un nombre que recuerda la herencia de la marca y la proyecta hacia el futuro

En la denominación 9X8, el 9 inicial caracteriza los vehículos de competición extrema de la marca como los Peugeot de Resistencia 905 (1990-1993) y 908 (2007-2011), dos máquinas icónicas del constructor.

La X evoca las tecnologías de la transmisión integral (4 ruedas motrices) y de la hibridación que se utiliza en el nuevo Hypercar, un auto que traslada a la competición la estrategia de electrificación de la marca.

Finalmente, el 8 es la cifra de todas las denominaciones contemporáneas de los modelos de Peugeot: 208, 2008, 308, 3008, 5008 y, por supuesto, 508, el modelo que recientemente ha pasado también por las manos del mismo equipo de ingenieros y diseñadores que el Hypercar para convertirse en el primer modelo de la nueva gama Peugeot Sport Engineered.

Dos Peugeot 9X8 competirán en el Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA (WEC) en 2022.

Diseño y ejecución sin precedentes

"Peugeot obliga, el sketch que guió nuestro trabajo presentaba un gran felino a punto de saltar, explica Matthias Hossann. Esta actitud se tradujo en un habitáculo un poco adelantado. De manera genérica, el Peugeot 9X8 retoma los códigos estéticos propios de la marca: es un auto fino, elegante, que inspira emoción y dinamismo".

El resultado sorprendió y convenció a sus futuros pilotos: "Es la primera vez que se desarrolla un vehículo de competición a este nivel de diseño" destaca Kevin Magnussen.

Y Gustavo Menezes añade: "Con el 9X8, Peugeot abre una nueva era en el deporte. De este modo, los pilotos participaremos de la implementación de este nuevo futuro".

Más allá de la silueta y del aspecto general, el equipo de Diseño ha trabajado en la integración de los códigos propios de la marca en todos los detalles de la ejecución, naturalmente dentro de un marco de eficiencia máxima.

Firma característica, las tres garras luminosas de los faros delanteros y los pilotos traseros convierten al 9X8 en un integrante más de la gama. El nuevo escudo, con la cabeza del león, está presente, retroiluminado, en el frontal y en los laterales del auto. El color Gris Sélénium con detalles contrastados en color Kryptonite (un amarillo verdoso ácido), que aparecen tanto en la carrocería como en el interior del cockpit son los de la nueva gama Peugeot Sport Engineered, iniciada con los 508 y 508 SW.

El cockpit del 9X8 sorprende también por la atención extrema que le ha dedicado el equipo de diseño. "Hemos realizado una propuesta muy particular del cockpit, destaca Matthias Hossann. Hasta ahora, este elemento era casi anónimo: simplemente funcional y genérico, sin expresión alguna de la marca. Con los colores de nuestro i-Cockpit, firma interior de identidad propia de Peugeot, hemos refrescado este espacio. Ello debería permitir a los espectadores identificar rápidamente un Peugeot cuando se proyecten las imágenes de las cámaras de a bordo".

En el exterior, las llantas parecen haber sido trabajadas por un orfebre y se incorporan a una silueta de diseño puro y perfectamente estructurada. Las aletas están abiertas en su parte superior, lo que permite que los neumáticos asomen y los retrovisores están perfectamente integrados de manera que parece que ningún obstáculo se interponga en el flujo de aire.

"Conozco la calidad de trabajo y de innovación de los equipos de diseño de Peugeot y de Peugeot Sport, pero debo reconocer que me han sorprendido con este magnífico 9X8: combinar de este modo una identidad de marca potente y un línea tan fluida e innovadora es simplemente brillante" ha declarado Linda Jackson, directora general de Peugeot.

Las oportunidades del reglamento de LMH (Le Mans Hypercar)

En la parte trasera del coche, unos elementos finamente tallados acogen las tres garras luminosas de los faros que enmarcan un gran difusor sobre el que se ha colocado una inscripción humorística: "We need no rear wing" (No necesitamos alerón trasero).

Introducido por primera vez en los Chaparral 2F de la edición de 1967 de las 24 Horas de Le Mans, el alerón trasero se cuestiona por primera vez en el último medio siglo. La innovadora trasera del 9X8 ha sido sugerida por los estudios de los ingenieros del sector deportivo del fabricante francés.

"El nuevo reglamento Le Mans Hypercar (LMH) se ha desarrollado para nivelar todos los elementos clásicos que contribuyen a las prestaciones, explica Olivier Jansonnie, director técnico del programa WEC de Peugeot Sport. Es apasionante porque nos da la oportunidad de inventar, de innovar y de encontrar oportunidades para generar prestaciones más allá de los elementos clásicos. Este ha sido, sobre todo, el caso de la aerodinámica. El reglamento nos autoriza a disponer de un único elemento aerodinámico ajustable, sin precisar que deba ser el alerón trasero. Nuestros cálculos y simulaciones demuestran que podemos obtener un gran rendimiento sin ese alerón".

Para Jean-Marc Finot, director de Stellantis Motorsport, "la ausencia del alerón trasero en el Peugeot 9X8 es un vector de innovación muy importante. Hemos alcanzado un nuevo nivel de eficiencia técnica en el campo de la aerodinámica que nos permite prescindir de este elemento. Pero como, pese a las creencias y las costumbres habituales, esta ausencia se justifica por la búsqueda de las máximas prestaciones, guardaremos el secreto durante el mayor tiempo posible".

La ausencia de este apéndice aerodinámico ha liberado la silueta del bólido y le confiere una fluidez desconocida desde hace décadas. A los diseñadores, cómplices de los ingenieros, les ha permitido esculpir volúmenes armoniosos y dinámicos y crear superficies lisas que unen los flancos o que terminan en los pasos de rueda delanteros.

Un grupo propulsor híbrido híper-eficiente

Desde el anuncio, en septiembre de 2020 de la participación de Peugeot en la categoría LMH (Le Mans Hypercar), los talleres de Versailles bullían para crear el 9X8.

Un V6 de 2,6 litros biturbo de 500 kW (680 CV) con la V a 90° -el motor térmico del grupo propulsor Peugeot Hybrid4 500 KW que se instalará en la parte trasera del 9x8- acumula, como estaba previsto, kilómetros en el banco de potencia desde abril pasado.

El motor/generador eléctrico de 200 kW que se situará en la parte delantera, la caja de cambios secuencial de 7 marchas y la batería están en curso de montaje para respetar el plan de validación en banco. Peugeot Sport y Saft, filial de Total Energies, se enfrentan a diario a un reto tecnológico en el codesarrollo de la batería de alta densidad, elevada potencia y alta tensión (900 voltios).

"Buscamos al mismo tiempo una fiabilidad a toda prueba y un control perfecto de nuestras necesidades de energía" explica Jean-Marc Finot. "Le Mans es un sprint de 24 horas que puede ganarse o perderse en una parada en boxes. Los Hypercars (LMH) presentan un rendimiento energético excepcional, que prefigura el que obtendremos muy pronto en los autos de serie. Trabajamos en el Peugeot 9X8 con este mismo enfoque: del grupo propulsor a la aerodinámica, todo debe contribuir a la híper-eficiencia".

Le Mans, un laboratorio para Peugeot

Además de la eficiencia aerodinámica, mecánica y electrónica, una carrera tan extrema como las 24 Horas de Le Mans valida todo el savoir-faire de la ingeniería Peugeot. Los 5.400 kilómetros que los autos cubren en Le Mans en dos vueltas de reloj equivale casi a una temporada completa de Fórmula 1. El nivel de exigencia en términos de fiabilidad y de eficiencia es, por lo tanto, absoluto.

Linda Jackson insiste: "La participación de Peugeot en Resistencia va más allá de la propia competición: es un laboratorio extremo para Peugeot. Y explica el porqué de nuestra relación tan estrecha con Le Mans. El resultado deportivo es importante pero todavía lo es más la validación de nuestras tecnologías, de nuestra investigación, en una carrera de 24 Horas disputada en condiciones extremas. Probaremos en competición el sistema de hibridación y las tecnologías relativas a la reducción del consumo de combustible - y con ello de las emisiones de CO2 - que desarrollamos para nuestros autos de serie. Para los equipos de Peugeot Sport es un orgullo ver cómo sus investigaciones en competición se integran después en los autos de nuestra gama. Para nuestros clientes, las pruebas de Le Mans son una garantía de fiabilidad de nuestros vehículos".

Stellantis Comunicación Corporativa