Noticias

Profeta en su tierra

Nasser Al-Attiyah logra su cuarto Dakar y doblete en motos para Sam Sunderland

Finalizó una nueva edición de la prueba automovilística más dura del mundo con una notable victoria de principio a fin del príncipe catarí

14.01.2022 09:44

Lectura: 4'

2022-01-14T09:44:00
Compartir en

Dos pilotos engrosaron su palmarés en el Dakar: Nasser al-Attiyah (Toyota) y Sam Sunderland (KTM) conquistaron el Dakar-2022 este viernes en Yedá (Arabia Saudita), lo que supuso la cuarta victoria para el catarí en coches y la segunda para el británico en motos.

Ganador del prólogo y de una etapa, Nasser al-Attiyah finaliza en lo más alto del podio por encima del francés Sébastien Loeb (Prodrive), a 27 minutos y 46 segundos, y del saudita Yazeed al-Rajhi (Toyota), a 1 hora 1 minuto y 13 segundos.

Líder de la general desde la primera etapa, Al-Attiyah llegó a contar con 48 minutos de ventaja, antes de ralentizar la marcha para gestionar su ventaja en las últimas etapas.

"La sensación hoy es increíble, estamos muy felices", reaccionó.

En binomio con el copiloto francés Mathieu Baumel, para quien se trata del tercer título en el mítico rally, el catarí de 51 años, también medallista olímpico en la prueba de tiro Skeet masculino, no llegó a temer por su victoria en esta edición.

Este viernes, el triunfo parcial en la duodécima y última etapa fue para el sudafricano Henk Lategan (Toyota).

Loeb, por su parte, se mostró satisfecho a pesar de un inicio de carrera difícil: "Pensamos 'estamos muertos, se acabó' (al perder 30 minutos en la segunda etapa), pero logramos pelear para conquistar el segundo puesto, es en todo caso un buen rally".

"Logramos victorias de etapas, buenas especiales, estuvo bien", prosiguió el nueve veces campeón del mundo de rallies.

Cuarto en la general de coches fue el argentino Orlando Terranova.

Incertidumbre final

En motos, el británico Sam Sunderland (KTM), de 32 años, conquistó su segundo Dakar, después de una primera victoria en 2017 en Sudamérica.

Sunderland superó con una ventaja de 3 minutos y 27 segundos sobre el chileno Pablo Quintanilla (Honda), ganador de la última etapa, y con 6 minutos y 47 segundos por delante del austríaco Matthias Walkner (KTM).

El francés Adrien Van Beveren (Yamaha) finalizó a pies del podio.

Primer piloto británico de motos en conquistar el Dakar, Sunderland peleó por la victoria en 2019, pero terminó 3º, y de nuevo en 2021, finalizando de nuevo en el tercer cajón del podio.

Este enero, el piloto de motos de 32 años iniciaba una nueva aventura, después de seis ediciones disputadas en el seno del equipo Red Bull KTM. Se unía al equipo oficial Team GasGas, una apuesta que resultó exitosa.

"Esperé diez minutos en meta antes de la confirmación de la victoria, fue agotador para mis nervios", confesó el británico.

"Es aún mejor que la primera vez, fueron cinco años de espera, demasiado tiempo", añadió.

En una edición particularmente incierta, Sunderland, líder de la general durante la primera semana, animó los últimos días para arrebatar el liderato a su cuñado Van Beveren (está casado con la hermana del piloto francés) la víspera de la llegada.

Explosión

Más allá de los temores ligados a la situación sanitaria, otras preocupaciones surgieron a lo largo de esta edición, sobre todo a raíz de la explosión de un vehículo, cuyo motivo se desconoce por el momento.

Esta explosión, producida el 30 de diciembre en Yedá, hirió de gravedad al piloto francés Philippe Boutron, de 61 años, repatriado luego de haber sido operado en Arabia Saudita.

La justicia francesa abrió una investigación por "tentativa de asesinato en relación con un proyecto terrorista".

Lo que sigue siendo calificado oficialmente por la organización y las autoridades como "un accidente", provocó un refuerzo drástico de las medidas de seguridad en torno a la competición.

Los dirigentes sauditas, criticados por el incumplimiento en el reino de los derechos humanos, utilizan desde hace años el deporte como cortina de humo para mejorar la imagen del país en la escena internacional.

AFP