Noticias

Calentando los motores

México alista con EEUU y Canadá un plan para la reapertura del sector automotor

Uno de los mayores exportadores mundiales del sector busca reiniciar la actividad como primer paso de su futura reactivación industrial

27.04.2020 09:53

Lectura: 2'

2020-04-27T09:53:00
Compartir en

México (México) - El gobierno de México dijo este viernes que alista un plan con Estados Unidos y Canadá para reactivar la vital industria automotriz, que permanece sin operaciones por la pandemia del coronavirus.

México dijo en un comunicado que trabaja con sus socios para establecer "criterios, lineamientos, protocolos y condiciones que deberán observarse para permitir y transitar exitosamente hacia la reapertura de las actividades productivas de la industria automotriz".

Detalló que los tres países trabajan en mecanismos que resguarden la salud pública en el contexto de la pandemia del coronavirus.

"El gobierno de México expresa su firme voluntad, disposición y apoyo para construir una solución trinacional que abone a la coordinación y sincronización de nuestros procesos productivos", dijo.

"Al proteger la salud de la población se garantiza la continuidad operativa óptima de las empresas en el mediano y largo plazos", agregó.

El gobierno mexicano dijo que en los próximos días se dará a conocer más información del plan, y que este ejercicio servirá como antecedente para determinar el retorno de otras actividades económicas no esenciales que permanecen detenidas en el país.

México es uno de los mayores exportadores de automóviles del mundo gracias a las instalaciones que tienen en el país grandes armadoras como Ford, Volkswagen y Audi.

El sector automotor fue parte vital en las discusiones que sostuvieron México, Estados Unidos y Canadá para actualizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El nuevo pacto comercial, que entrará en vigor el 1 de julio próximo, incluyó un aumento en la proporción mínima de partes de automóviles que deben ser elaboradas en Norteamérica, así como la exigencia de que entre 40% y 45% de dichas partes sean fabricadas en zonas con salarios altos.

AFP