Mercado

Fica

Lifan apuesta a seguir fabricando en Uruguay

La automotriz china Lifan se encuentra preparando un nuevo plan de negocios para viabilizar la continuidad de su producción en Uruguay.
07.09.2016 09:13

Ubicada sobre la ruta 1, en el departamento de San José, la planta industrial que la marca china Lifan tiene en nuestro país, se encuentra detenida desde hace nueve meses. Su propósito inicial de abastecer esencialmente al mercado brasileño se vio frustrado debido a la fuerte caída de las ventas del sector en el vecino país.

El último embarque se registró a fines de 2015 y a partir de ese momento, la mayor parte de su personal pasó a seguro de paro, con la confianza de que se tratara de una medida a corto plazo y que pudiera revertirse en el transcurso de este 2016.

Claramente, las condiciones al menos por ahora, no se han modificado en Brasil. Según publica hoy El Observador en su versión digital, a pesar de ese panorama adverso el fabricante asiático confirma su intención de mantener la inversión en Uruguay y se prepara para desarrollar un nuevo plan de negocios que le permita retomar la actividad.

En diálogo con el medio mencionado, el vicepresidente de Lifan Motors Uruguay, Pablo Revetria, explicó que la idea inicial es volver a producir en el correr del año próximo, pero con volúmenes bastante menores a los que se tenían anteriormente en la fábrica. El año pasado se alcanzó una producción de 6.400 vehículos, pero ahora se prevé recortar esa cantidad a entre 2.000 y 2.500 unidades anuales dependiendo de la fecha de reinicio.

Las exportaciones hacia el gigante nordestino se ubicaban en un promedio anual de unas cinco mil unidades, cifra que evidentemente cayó radicalmente debido a la crisis que afecta a Brasil. Según sus proyecciones, Revetria indicó que a pesar de mantenerse esa situación crítica, es posible que la situación se estabilice o tenga un leve crecimiento pero recién en 2019 o 2020 retornarían los volúmenes de venta de 2014.

"Hay que ser pacientes, acostumbrarse a los números menos favorables y adaptar la fábrica a esa situación. Los mercados no se recuperan de un día para otro y las informaciones son que 2017 y 2018 seguirán siendo complicados", dijo el ejecutivo.

Cuando cerró sus puertas la planta empleaba 340 personas. Una buena parte se ha ido desvinculando de la empresa y son 250 personas las que hoy están en seguro de paro hasta fin de año, luego de que el Ministerio de Trabajo (MTSS) aprobara extender el subsidio. Pero la nueva realidad también llevará a recortar la plantilla de operarios. Esa decisión ya fue comunicada en los ámbitos de negociación colectiva, tanto al MTSS como a la Unión de Trabajadores del Metal y Ramas Afines (Untmra).

"Todas las áreas de la empresa en Brasil y en China están tratando de diseñar un plan para saber qué cantidades producir, con qué formas de producción, para ahorrar tiempos y costos, para que sea viable volver a ponerse en marcha", agregó Revetria.

Vale agregar que aún así, Lifan está presente en nuestro país con una gama de modelos importantes, destacándose especialmente su gama de SUV´s, que llegan producidos en su país de origen.

Argentina

Lifan anunció con bombos y platillos su ingreso al mercado del gigante rioplatense, pero lamentablemente para los intereses de la fábrica uruguaya, su demanda está cubierta con productos hechos en su país de origen.

Aún así, para Lifan Uruguay representa una buena alternativa y hay confianza que en algún momento también se concreten exportaciones hacia la República Argentina. Aunque para ello deberán adaptarse los productos a la exigencias técnicas vigentes en dicho mercado, amén de cuestiones de costos que por ahora y aún con todos los aranceles incluidos, son ventajosos para los vehículos que llegan desde China respecto a los que se ensamblen en Uruguay.

Con datos de El Observador