Noticias

Se nos viene

Lanzamiento regional: la nueva Chevrolet Tracker comienza a venderse en Brasil

Totalmente reestilizada y con motorización inédita, la icónica SUV de la marca norteamericana estará en Uruguay en el segundo trimestre

18.03.2020 14:30

Lectura: 4'

2020-03-18T14:30:00
Compartir en

Dispuesta a luchar

Debido a la pandemia del coronavirus, General Motors presentó sin mucho alarde la nueva generación de Tracker que desde ahora, se produce en la fábrica de Sao Caetano do Sul, en el ABC Paulista. El SUV, totalmente renovado, está programado para llegar a las concesionarias el próximo 23 de marzo.

Chevrolet ofrecerá (al menos en Brasil) seis versiones de la nueva Tracker, tres de ellas equipadas con motor 1.0 turbo de 116 caballos de potencia a 5.500 rpm utilizado en la segunda generación de la familia Onix.

La novedad es el inédito propulsor 1.2 turbo 12V con cuatro válvulas por cilindro, que tiene 133 caballos a 5.500 vueltas y 21,4 kgmf de torque a 2.000 rpm. Ambos motores son de tres cilindros con doble comando de válvulas y variador de fase en la admisión y en el escape.

Solamente una de las versiones 1.0 tendrá caja de cambios manual de seis marchas, mientras que las demás estarán equipadas con la transmisión automática de seis velocidades heredada de Onix y Cruze.

La gama del nuevo Tracker se completa con una variante destinada a personas con deficiencias físicas.

Con fabricación "made in Brazil", la marca norteamericana cree que Tracker solucionará la desventaja que tenía en relación a sus rivales principales, todos producidos en el país, cuando llegaba importado de México.

En términos de estilo y dimensiones, la Tracker brasileña es toda nueva, con líneas deportivas y más angulosas y un largo de 4,27 mts, algo superior a los 4,25 del modelo anterior. En compensación, el utilitario deportivo "adelgazó", con un peso de 1.278 kg en la versión Premier - la única con techo solar - comparando con los 1.378 kg de la generación mexicana.

GM sigue apostando fuerte a la conectividad con el multimedia MyLink de 8" y acceso a internet de alta velocidad, espejado con Apple CarPlay y Android Auto, dos conexiones USB para los pasajeros de atrás y el exclusivo OnStar.

En cuanto a seguridad, el SUV de Chevrolet tiene dos airbags frontales, dos laterales y dos de cortina, de serie en todas las versiones, además del alerta de colisión frontal con frenado automático de emergencia, alerta de punto ciego y monitoreo de presión de aire en los neumáticos.

En confort, aire acondicionado digital automático y los sensores de lluvia y crepuscular, se ofrecen en versión Premier, que cuenta además con sistema de estacionamiento automático Easy Park. Las más baratas están equipadas con llantas de 16" (de acero o de aleación en la LT) y neumáticos 215/60. Tanto LTZ y Premier vienen con llantas de aleación de 17" y neumáticos 215/55.

Se ofrece en siete colores: Azul Eclipse (sin costo adicional), Blanco Summit, Gris Satin Steel, Plata Switchblade, Negro Oro Negro, Rojo Chili y Azul Power metálicas, con costo adicional.

El Tracker producido en Brasil viene con una generosa lista de items de serie. En la versión de entrada (1.0 con caja de cambios manual) trae siete airbags, alarma, asistente de partida en pendiente, control de tracción y estabilidad, luces de niebla, indicador de vida útil del aceite, luz de marcha diurna, luces con altura regulable, fijaciones isofix y TopTether, frenos con ABS, manijas de puertas y rack de techo en negro, manijas interiores en plata, aire acondicionado, columna de dirección regulable en altura y profundidad, computador de a bordo con información de viaje, del vehículo y del consumo, dirección eléctrica, espejos eléctricos en negro, bloqueo, vidrios eléctricos con one touch y antipinzamiento, cobertura del maletero, asiento trasero bipartidos, panel de instrumento con pantalla de 3,5", volante con comandos de audio y conexión 4G a bordo.

La variante 1.0 LT agrega caja de cambios automática de seis marchas con opción manual, parrilla frontal con detalles cromados, espejos y manijas externas en color de la carrocería, rack de techo en plata, cámara de reversa, piloto automático, apertura de puertas con llave presencial, arranque con botón y start-stop (mismos items que la 1.2).

La LTZ suma la parrilla frontal cromada, alerta de punto ciego, llantas de 17", sensor de luz y de lluvia, volante deportivo en cuero con comandos de audio y asientos en tejido y cuero.

Mientras que la tope de gama Premier se completa con panel de instrumentos con pantalla de 3,5" a color, alerta de colisión frontal, luces en led, friso cromado en las ventanillas, manijas interiores cromadas, aire acondicionado automático, cargador de smartphones por inducción, estacionamiento automático, retrovisor interno fotocrómico, techo solar eléctrico, frenado automático en baja velocidad y asientos tapizados en cuero.

Daniel Dias, de AutoMotrix, en exclusividad con Airbag.uy