Noticias

Nova energía no trabalho

Lanzamiento mundial: Volkswagen Brasil presenta su camión e-Delivery 100% eléctrico

Desarrollado y fabricado en el vecino país, el modelo comienza a llegar a las concesionarias locales en versiones de 11 y 14 toneladas

14.07.2021 15:23

Lectura: 7'

2021-07-14T15:23:00
Compartir en

El futuro está en las calles

Una de las novedades más esperadas en el mercado automotor brasileño durante el 2021, llega a las concesionarias de Volkswagen Camiones y Ómnibus. El e-Delivery, camión urbano liviano totalmente impulsado con energía eléctrica y producido en la ciudad fluminense de Resende, estrena versiones de 11 y 14 toneladas de PBT (peso bruto total), como resultado de casi 30 millones de dólares en inversiones, y la dedicación de un equipo integrado por 150 ingenieros y técnicos brasileños.

El e-Delivery llamó la atención mundial en el 2017, cuando se presentó durante el desarrollo del Innovation Day, evento dedicado a las tecnologías innovadoras promovido por el Grupo Traton, en Hamburgo, Alemania. Fue noticia global además en el 2018 cuando Ambev, empresa del grupo AB InBev, anunció su intención de compra de 1.600 camiones eléctricos Volkswagen. Más recientemente la cervecería concretó su primer pedido confirmado de 100 unidades, cuya entrega se inició en junio pasado.

"Más que vender productos o soluciones en servicios, nuestro propósito es unir el transporte de personas y bienes al uso de energías cada vez más renovables y limpias", celebra Roberto Cortes, presidente y CEO del fabricante. Además de las 100 unidades comercializadas para Ambev, que deberán completar sus entregas hasta octubre, otras 20 del modelo de 14 toneladas se vendieron a Coca-Cola Femsa y una para JBL. Según el marketing de Volkswagen Camiones y Ömnibus, otras 58 empresas también mostraron su interés en este producto.

En la fábrica de Volkswagen Camiones y Ómnibus de Resende, el e-Shop es el espacio en el que los vehículos reciben las baterías y se energizan por primera vez para su puesta en marcha, manteniendo rígidos protocolos de seguridad. Antes de llegar hasta ahí, los modelos e-Delivery nacen en la misma línea de montaje que la familia diesel. Para la producción de la variante eléctrica, hay varias empresas que ingresaron al e-Consorcio creado para viabilizar la producción del vehículo: WEG, multinacional brasileña responsable del abastecimiento del conjunto motor-inversor de tracción; CATL y Moura, que actúan en la provisión y destino final de las baterías; Siemens y ABB, que proveen infraestructura y cargadores; GDSolar, responsable de abastecer energía limpia para la fábrica; Bosch y Meritor producen componentes; Semcon presta servicios de ingeniería y Eletra, que es un socio estratégico para el desarrollo de nuevos vehículos eléctricos.

Los e-Delivery de 11 y 14 toneladas están equipados con el mismo motor con 340 kw (408 caballos) con un torque máximo de 216 kgmf, que prescinde del uso de la transmisión debido a su elevado torque, que llega de modo inmediato al eje que tracciona.

Equipado con suspensión neumática de serie, el e-Delivery de 11 toneladas atiende las más variadas aplicaciones urbanas y cuenta con seis módulos de baterías u, opcionalmente, tres módulos, de acuerdo con la autonomía requerida para la aplicación. Tiene un PBT de 10.700 kg y su capacidad máxima de carga útil, sumada la carrocería, llega hasta 6.320 kg.

En el caso del e-Delivery de 14 toneladas 6x2 recibe una calibración minuciosa para operaciones severas. Su suspensión neumática permite elevar uno de los dos ejes para mejorar todavía más la economía de las operaciones. Es muy versátil en sus aplicaciones y puede recibir seis o tres módulos de batería, según el deseo del cliente. Tiene un PBT de 14.300 kg. La capacidad máxima de carga útil, sumada a la carrocería, llega a los 9.055 kg, la mayor en su categoría en eléctricos de Brasil.

El proyecto del e-Delivery se construyó en función de las baterías, en módulos, sobre una arquitectura flexible. Tal diseño permite un mejor aprovechamiento del chasis para soportar la tecnología eléctrica. Con esta configuración modular, la parte frontal acondiciona la cabina y auxiliares. Entre los ejes se encuentran las baterías, utilizando esa distancia para maximizar el área de stock de energía. El motor eléctrico de tracción se posiciona en la parte posterior del vehículo. Con más del 96% de eficiencia energética, es un motor síncrono de imán permanente de corriente alterna, concebido para que sea liviano y pueda operar dentro de la arquitectura modular flexible de Volkswagen Camiones y Ómnibus.

Dependiendo de su configuración, el camión eléctrico puede partir en rampas con una inclinación de hasta 28% sin ninguna dificultad. La misma fuerza que dispone para acelerar se replica en el frenado regenerativo de energía. El e-Delivery soporta una recarga en corriente continua de hasta 150 kw de potencia, bien por encima de la mayoría de las opciones disponibles en el mercado, lo que reduce significativamente el tiempo de espera con el vehículo detenido en las estaciones de recarga aumentando la disponibilidad del usuario. Para esa operación, el padrón de toma corriente es internacional, el CCS-2, utilizado también en el mercado europeo y por la mayoría de los fabricantes de vehículos eléctricos.

El e-Delivery viene equipado con suspensión neumática. El desarrollo de ese sistema es completamente nuevo, pensado específicamente para su aplicación, y cuenta con cuatro bolsones en el eje que tracciona. El modelo de 14 toneladas agrega dos más en el eje auxiliar, que el conductor también puede elevar cuando el equipo se encuentra vacío, reduciendo el desgaste de neumáticos y la resistencia causada por el rodaje.

La suspensión viene con un sistema de gerenciamiento electrónico que controla toda su operación y permite aplicar una serie de soluciones inteligentes. Ofrece la lectura de carga por eje, lo que facilita la tarea del operador para lograr una correcta distribución del peso. Regula también la altura a partir de las teclas del panel, facilitando las operaciones de carga del equipo. Durante el ascenso sobre rampas empinadas, el operador puede elevar la carga en el eje de tracción, con lo que logra aumentar la adherencia sobre el piso para evitar que los neumáticos resbalen.

El camión eléctrico de Volkswagen cuenta con cerca de 100 sensores y nuevos controles electrónicos. Uno de los destaques del vehículo está en su sistema de regeneración del motor, capaz de recuperar más del 40% de la energía durante el frenado, que se utilizará para recargar las baterías.

El freno regenerativo auxilia al freno de servicio, de tal modo que se logre la máxima desaceleración al vehículo y el menor desgaste posible a los componentes. A partir de una tecla del panel, el conductor puede elegir entre tres estados, variando la intensidad de actuación del sistema.

Otro diferencial es el Eco-Drive Mode, accionado por el conductor cuando necesita economizar batería. Con ese comando el vehículo ajusta automáticamente su performance en la operación, entregando solamente lo necesario y aumentando su autonomía.

El e-Delivery viene equipado de serie con inclinómetro, un sensor que analiza la condición topográfica y envía ese mensaje hacia el motor, todo de modo automático. Además de los tests de campo con Ambev, el e-Delivery enfrentó más de 100 tipos diferentes de pruebas para poder concretar un lanzamiento seguro y responsable, enfrentando severos desafíos que incluyeron inmersiones simulando áreas inundadas. Durante esas jornadas enfrentó desde temperaturas extremas de -20ºC hasta +55ºC dentro de cámaras climáticas, hasta evaluaciones de interferencias electromagnéticas.

Recorrió el equivalente a cerca de 400 km para comprobar su confiabilidad en todo tipo de condiciones de uso.

Luiz Humberto Monteiro Pereira, de AutoMotrix, en exclusividad con Airbag.uy