Noticias

Tomá pa vos

La ley de tolerancia “cero” al volante, tiene sustento científico

Un artículo de la Revista Médica del Uruguay confirma la estrecha relación entre el alcohol en sangre y los traumas por siniestros viales

21.05.2019 12:06

Lectura: 3'

2019-05-21T12:06:00
Compartir en

En entrevista al programa radial No Toquen Nada emitido por Del Sol FM, el cirujano Julio Trostchansky, profesor adjunto del Departamento de Emergencia y uno de los autores del artículo publicado en la edición local de la Revista Médica, analizó las conclusiones alcanzadas por el equipo médico que elaboró el informe.

"El concepto esencial que surge de los estudios científicos, es que los traumas severos no son más severos a mayor consumo de alcohol. Lo son sí solo por el hecho de presentar una alcoholemia positiva, aunque la medida sea baja. Han existido traumas severos con alcoholemias leves y traumas leves con alcoholemias de niveles altos".

"En otras palabras, la posibilidad de provocar un trauma severo existe solo por el hecho de tener alcohol en sangre, independientemente de su cantidad", dice el mencionado artículo titulado "Consumo de alcohol, relación con el trauma y la severidad".

Trostchansky agregó: "Este elemento habla a las claras de que la ley 19.360, de tolerancia cero para el consumo de alcohol, tiene una base científica a partir de este estudio".

Según la nota replicada en el Portal 180, la publicación médica contó además con la participación del cirujano general Edward Delgado, el residente de cirugía Marcelo Mion, el profesor agregado de Métodos Cuantitativos Carlos Ketzoian, la profesora agregada de Laboratorio Clínico Ana Barindelli y el profesor titular del Departamento de Emergencia, Fernando Machado.

El estudio fue evaluado y aprobado por el Comité de Ética del Hospital de Clínicas e incluyó de forma prospectiva todos los pacientes que presentaron un evento traumático y fueron asistidos en el Departamento de Emergencia del Hospital de Clínicas durante marzo a agosto de 2017.

Por otra parte los médicos señalan el vacío de información estadística acerca de la cantidad de traumatizados y su relación con el consumo de alcohol. Si bien la Unidad Nacional de Seguridad Vial (UNASEV) cuenta con un reporte de las espirometrías realizadas en el lugar del siniestro, los datos presentan fallas porque no miden su correlación con la gravedad del trauma y porque además, ante la severidad de lesiones que requieren traslados de emergencia no es posible realizar la espirometría debido a la urgencia que requiere su atención, por lo cual existe un subregistro para esos casos.

"La cifra que aún se maneja de un 7% de espirometrías positivas constituye un subregistro enorme de la realidad y, por lo tanto, un análisis parcial de la incidencia que existe del consumo de alcohol en los siniestros de tránsito", sostuvo Trostchansky.

Los siniestros de tránsito son la primera causa de muerte en menores de 35 años. Esta verdadera epidemia que el año pasado truncó 528 vidas de uruguayos, es además un enorme problema para la salud pública y un tremendo drama para las familias de esas personas, las que también padecen en el caso de lesiones graves que dejan consecuencias de por vida a sus seres queridos.

Además del consumo de alcohol y otras sustancias, el uso del celular y la falta de respeto a normas básicas de convivencia dentro del tránsito, figuran entre las principales causas de las lesiones y muertes provocadas por la siniestralidad vial en nuestro país.

Luis Piedra Cueva - Con información de 180.com.uy

Te puede interesar La Fundación Gonchi Rodríguez impulsó la consigna #Salvemosvidas en Plaza Independencia