Noticias

El que avisa…

La Intendencia de Montevideo aumentará controles de sistemas de retención infantil

Las autoridades municipales de tránsito anuncian que comenzarán a controlar el buen uso de las sillas de seguridad requeridas para los niños

13.06.2019 11:15

Lectura: 3'

2019-06-13T11:15:00
Compartir en

En el marco de las acciones de la Unidad de Siniestralidad y Lesividad se intensificarán los controles de uso del sistema de retención infantil para menores de 12 años.

Asesorar a los automovilistas sobre el uso de sillas infantiles adecuadas en vehículos, de acuerdo a peso y edad de los niños, así como controlar el correcto uso del sistema de retención infantil (SRI) son parte de los objetivos de esta campaña de fiscalización.

Es importante tener en cuenta que existen cuatro categorías de sistemas de retención infantil, que se adaptan a la características corporales.

Los niños deben viajar en la fila de asientos trasero del auto, siendo la plaza central la más segura, donde se debe instalar el SRI. La ubicación en esa zona disminuye lesiones en caso de un impacto lateral.

Es necesario ajustar correctamente el arnés o sistema de sujeción utilizado y el apoya cabeza, tomando en consideración el cuerpo del usuario.

Para mayor seguridad, se recomienda que hasta los 18 meses, viajen a contramarcha, ya que esta práctica reduce cinco veces la probabilidad de sufrir lesiones de entidad en un siniestro.

En tal caso, el respaldo debe estar separado del asiento delantero por aproximadamente dos centímetros.

Los SRI (cat. 0, 0+ y 1) deberán estar instalados a 30 o 45 grados de inclinación vertical, lo cual minimiza los efectos en el cuerpo de los pequeños en caso de siniestro.

Si en el vehículo viajan más de tres niños, se recomienda que el más pequeño debe ser ubicado en la plaza central, el mayor del lado izquierdo y el de edad intermedia a la derecha.

Se debe tomar en cuenta que el SRI esté certificado y comprobar su sistema de anclaje al vehículo (ISOFIX, LATCH o cinturón de seguridad de 2 o 3 puntas, el cual dependerá de la categoría de SRI a utilizar).

Trasladar a los niños con un correcto SRI es obligatorio de acuerdo a la ley 19.061 que complementa la ley de Tránsito (promulgada el 6 de enero 2013 y reglamentada por el decreto Nº 81/014 del 3 de abril 2014).

Compartimos la guía elaborada por la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) para orientarlo en la utilización de los SRI.

Las multas propuestas en la reglamentación oscilan entre las 0,5 y 5 UR. Estas sanciones son sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales que se establecen en el Reglamento Nacional de Circulación Vial.

El uso de un correcto SRI reduce hasta 75% las probabilidades de fallecimiento y un 90% de lesiones graves en caso de siniestro.

IMM