Noticias

Capotas tristes

Kobe Bryant era también un coleccionista fanático de autos deportivos

La muerte del genial basketbolista, que conmocionó al mundo entero, descubre otras facetas del astro, entre las que figuran los “fierros”

28.01.2020 11:39

Lectura: 2'

2020-01-28T11:39:00
Compartir en

Naturalmente que su destacada trayectoria dentro de la NBA, la liga de básketbol más poderosa y rica del mundo, en la que logró cinco títulos y fue uno de los jugadores más brillantes, le permitió acumular una buena fortuna.

Pero por otra parte Kobe Bryant, a raíz de los años vividos en Italia durante su niñez, mantuvo un estrecho contacto con los superdeportivos que allí se fabricaban, razón por la que desde temprana edad tuvo el "pinchazo" de la pasión por este tipo de automóvil.

A partir de ahí, Bryant inició una preciosa colección de máquinas para su garage, entre los que se destacaron un Lamborghini Murciélago (en realidad propiedad de su esposa) que equipa un motor V12 de 5.2 litros. Con sus 572 caballos, esta belleza amarilla recibió algunas configuraciones personalizadas tanto en las llantas, en los tonos oscuros del revestimiento interior y en la caja automática instalada (de origen es solamente manual), con lo que su valor estimado rondaba los U$S 400.000.

Por otra parte, y con un estilo diferente, la cochera de Kobe lucía un Bentley Continental GT en tono Colorshift Pearl, obra de una personalización muy especial. Con un valor de U$S 200.000, estaba acompañado de un Bentley Azure Mulliner convertible.

Entre los favoritos del astro, estaba el hiperdeportivo Ferrari F430, del año 2012, impulsado con un motor V8 de 562 HP y transmisión de doble embrague de siete marchas.

A modo de escudero, Bryant reforzó su dotación de Cavalinos Rampantes con un descapotable 458 Italia, también impulsado por un brutal V8 de 570 caballos.

Pero también había lugar para un clásico muy especial: obsequio del rapero Snoop Dogg, Kobe Bryant hacía gala de un bellísimo Chevrolet Impala de 1964, modelo de producción de la industria norteamericana, regalo del músico que se concretó en el 2016 cuando el jugador se retiró de la práctica activa del baloncesto.

Naturalmente el clásico modelo luce los colores tradicionales de Los Ángeles Lakers.

Con información de MTOnline