Test Drive

Alboroto entre las pick ups

Impresiones de Manejo: probamos la totalmente nueva generación de Fiat Strada

Tras más de 20 años de éxito comercial, la pick up liviana se renueva con una inédita versión doble cabina, muy atractiva y bien equipada

11.11.2020 09:48

Lectura: 10'

2020-11-11T09:48:00
Compartir en

Presente en nuestro mercado desde el pasado mes de setiembre, el modelo 2021 de la icónica camioneta liviana de Fiat se posiciona como uno de los mayores hitos comerciales en la historia de la marca italiana y también dentro de su segmento.

Ya desde su lanzamiento en Brasil, su país de origen, en apenas un par de meses logró concretar un suceso nunca visto: por primera vez en la historia, un vehículo utilitario se ubicaba como el más vendido del mercado en el noveno mes del año, con casi 12.000 unidades comercializadas.

También en nuestro país ocurrió algo semejante, con un éxito rotundo de ventas tal como hacía muchos años no se veía por acá con ningún otro vehículo. A tal punto que las entregas a clientes que ya concretaron la compra se han visto demoradas más de lo esperado porque además, a raíz de la pandemia, la producción en la planta de Betim se vio afectada con importantes retrasos.

Las razones de este imponente suceso, son bastante sencillas, y las iremos desgranando a lo largo del presente informe pues pudimos evaluarla gracias al test drive que realizamos sobre la variante más equipada y que compartiremos a través de nuestras clásicas Impresiones de Manejo. Que como siempre, tienen un fuerte componente subjetivo y de gustos personales que naturalmente, difieren según las preferencias individuales de cada consumidor.

En mi caso además cuentan con la parcialidad de que se trata de uno de los segmentos que más placer me generan. Pero prometo esforzarme en pos de la objetividad.

Fiat Strada Volcano 2021

Entre los principales aspectos diferenciales de la nueva generación de la pick up liviana, se destaca la inédita configuración doble cabina de cuatro puertas, homologada para cinco pasajeros. Solamente con este hecho, Fiat además de aumentar sus ventas entre las camionetas, amplía su radio de acción hacia los usuarios que normalmente hubieran optado por un hatch.

Quien siempre se sintió atraído por el estilo aventurero y las amplias posibilidades de una caja de carga pero necesitaba el espacio para los integrantes de la familia, con este producto, que en la variante Volcano puede llevar hasta 650 kg, los problemas quedan resueltos.

Pero además se suma otro factor muy importante, como lo es el diseño de la nueva pick up. Con una clara inspiración en la Toro, y utilizando varios componentes de otros modelos actuales de la marca, muestra un aspecto robusto, con una nueva parrilla frontal que aloja el nuevo logo de Fiat, y las luces diurnas de led DRL, finas y alargadas, que le otorgan una presencia realmente imponente.

Como detalle innovador y para acentuar el origen de la marca, sobre un lateral de la parrilla se encuentra una banderita italiana estilizada con cuatro barras verticales de colores, denominada Fiat Flag. Que también se encuentra sutilmente ubicado en el revestimiento de la palanca de cambios.

Con apenas unos pocos centímetros más de largo que su antecesora, la nueva Strada Volcano mide 4,48 mts de largo, 1,73 de ancho, 1,59 de altura y 2,74 mts de distancia entre ejes. Tiene un tanque de combustible de 55 litros y en esta variante y para nuestro mercado, viene equipada de serie con llantas de aleación de 16" con neumáticos 205/55 R16.

También trae de serie las barras longitudinales de techo, la lona marítima con sistema de cierre de Mopar, paragolpes trasero que sirve de estribo para subir a la caja, y un nuevo sistema en el portón trasero que aliviana sustancialmente las maniobras de apertura y cierre. Equipa además luz para la caja, ganchos de sujeción superiores e inferiores, y tiene protección plástica que recubre toda la superficie de ese sector, incluyendo la tapa que además, tiene huecos posavasos.

Vida a bordo

Por dentro también la nueva Strada presenta un mundo totalmente nuevo. Además de las puertas que ofrecen un amplio radio de apertura (70° en las delanteras y 80° en las traseras), se terminó la época en la que los asientos traseros eran rústicos, duros y de mala calidad. La pick up ahora recibe a todos sus pasajeros como si fuera un coche de paseo, con todo el confort y seguridad necesarios, amén de un espacio suficientemente generoso para alojar hasta tres personas en las plazas traseras. Todos con sus cinturones de tres puntas, apoyacabezas ajustables, un puerto USB central para recarga de celulares, fijaciones isofix y top tether para sillas infantiles, y con tapizados en cuero y tela, agradables al tacto, mullidos y confortables.

Además el respaldo del acompañante delantero tiene el clásico revistero, para alojar algún tipo de objeto pequeño durante el viaje.

La Strada Volcano trae de serie además vidrios eléctricos en las cuatro puertas con función one touch, espejos eléctricos, bloqueo automático a los 20 km/h, dirección con asistencia eléctrica, volante multifunción, sensor de presión de los neumáticos, panel de instrumentos TFT de 3,3", cámara y sensor de reversa, volante forrado en cuero, luces de led, computadora de a bordo, asistente para partida en pendiente, cuatro airbags, control de estabilidad y de tracción avanzado E-locker (TC+), ideal para trayectos off road o cuando las ruedas patinan en superficies resbaladizas.

cámara de reversa

instrumentos

Otro punto alto muy destacable es la nueva central multimedia Uconnect con pantalla táctil de 7" y conectividad inalámbrica para aplicaciones Apple CarPlay y Android Auto. Via bluetooth permite múltiples conexiones a diversas aplicaciones como Waze, Google Maps, música vía streaming o desde Spotify, reconocimiento de voz (Siri o Google Voice) y lectura y respuestas de mensajes de SMS y WhatsApp. A su vez es posible predefinir las aplicaciones preferidas y más utilizadas a través de la creación de páginas que "guardan" esa información y que tiene capacidad para hasta cinco usuarios diferentes.

conectividad android

También desde allí es posible ajustar diversas configuraciones del vehículo, tales como intensidad de la iluminación, distribución de sonido del equipo de audio u otras preferencias del conductor. Para realizar este tipo de tareas, el sistema advierte que el vehículo debe permanecer detenido, pues no se ejecutan cuando está en marcha.

Pantalla ajustes

Por debajo de la pantalla central se encuentran solamente los comandos del aire acondicionado, la calefacción y la distribución del aire. Prácticamente el panorama es muy simple y despejado de tanto botonerío que a veces confunde, estilo cada vez más adoptado por los fabricantes actuales en sus creaciones más recientes.

Por último otro de los aspectos muy destacables es la ubicación de algunos comandos que se encuentran al borde y en la parte alta del panel frontal. Desde allí se administran las funciones de los faros de niebla, la luz de la caja, la baliza, el control de tracción E-locker (TC+) y la tecla que desactiva el alerta sonoro del sensor de estacionamiento trasero.

comandos panel

Funcionalmente tiene una posición impecable, muy práctica y segura toda vez que se requiere su utilización.

Mecánica

Fiat ofrece dos motorizaciones diferentes, según la versión. Para las dos primeras Endurance (Cabina Plus y Freedom) utiliza el motor 1.4 Fire con 85 caballos y 12,4 kgmf de torque disponibles a 3.500 vueltas.

Por su parte la Volcano se impulsa con el motor 1.3 Firfly de 4 cilindros, 8 válvulas, con 99 cv de potencia y un torque de 13 kgmf disponible a 3.500 rpm. En este caso utiliza el sistema de cadena de distribución, en lugar de la clásica correa.

En ambos casos, la transmisión se realiza a través de una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Impresiones de manejo

Trabajo y placer

Además de su buena estatura con un notable despeje con respecto al piso y generosos ángulos de ataque y salida, lógicamente también la posición del conductor es elevada, regulable mediante el ajuste de altura del asiento. El volante se regula también en altura, con lo cual la visibilidad es muy agradable.

La insonorización está bien lograda. Mientras que el volante, notablemente liviano, facilita las maniobras apretadas y se afirma conforme aumenta la velocidad gracias a la asistencia eléctrica. Ofrece un confort de marcha muy suave, que nada tiene que envidiar a cualquiera de los hatchs existentes en ese segmento.

El sistema de suspensión es firme y absorbe con eficacia las irregularidades del camino, y no la vuelve saltarina aunque vaya sin carga. Al contrario. Aún en ruta y a velocidades más altas, sorprende gratamente por su equilibrio dinámico, sin dudas muy bien logrado, ya sea vacía o con carga en la caja. Una vez más, el comportamiento es digno de un auto de paseo.

Y si se debe salir del asfalto, gracias a la plataforma MPP construida con aceros de alta resistencia, demuestra una rigidez torsional de alto nivel, ofreciendo un estándar elevado de confort y maniobrabilidad, nunca antes logrado por vehículos de este segmento.

La combinación de la sensibilidad del acelerador con la potencia que despliega en las primeras marchas, requiere de un cierto acostumbramiento en la coordinación de movimientos de los pies, sobre todo para quien guste de partidas suaves y sin tironeos molestos. De hecho, primera y segunda son bien cortas pero de ser necesario, pueden imprimir un buen impulso a la partida.

Por su parte, los niveles de consumo logrados con una conducción civilizada y sin brusquedades sobre el acelerador, indican un promedio de 13,8 km/lt en un régimen de uso mixto mayormente urbano. Vale agregar que para ello es importante el papel que juega el sistema shift, que indica en el tablero de instrumentos el momento exacto para realizar el cambio de marcha.

consumo

Conclusión

Con este nuevo producto, se podría decir que Fiat rompió el molde. Y el éxito comercial lo demuestra, sostenido en base a varios pilares fundamentales, a saber: el diseño, que impacta y llama la atención a su paso, el equipamiento de confort y seguridad, la capacidad tanto en el interior como en la caja de carga, las prestaciones, la configuración inédita en este tipo de camionetas livianas de cuatro puertas y cinco plazas, tecnología de punta, conectividad y precio de venta entre otros. Sin lugar a dudas determinan que se trate de una excelente opción de compra.

Evidentemente la marca apuesta a seguir con el notable suceso de ventas conquistado por las antiguas generaciones de Strada a lo largo de los años, pero además captar la atención de quienes hasta ahora preferían volcarse por los hatchs compactos. La nueva pick up, conjuga perfectamente las preferencias de quienes disfrutan de manejar un auto de paseo, pero a partir de la nueva Strada ahora también con la posibilidad de transportar objetos más grandes o simplemente, el equipaje a la hora de salir de vacaciones.

Como faltante, para mi gusto personal, tal vez sería bueno ampliar el espacio que hay debajo del asiento trasero para poder guardar objetos medianos, además de una grampa de sujeción para el extinguidor de incendios. Nada que sea determinante en la elección de compra frente a tantos y tan grandes atributos, pero que con seguridad, se trata de pequeños detalles que podrían aportar al completo bienestar a bordo.

A modo de consejo final, válido para los usuarios actuales y futuros, toda vez que carguen combustible pidan al pistero que apriete bien el tapón del tanque, pues es frecuente que no cierre totalmente y eso puede generar algunas consecuencias negativas.

Sin dudarlo, la nueva Fiat Strada Volcano es un vehículo que vale la pena disfrutar.

Luis Piedra Cueva - Airbag.uy