Test Drive

Tudo novo de novo

Impresiones de Manejo: probamos el nuevo Chevrolet Onix Plus Premier Turbo

Recientemente ingresado al mercado local, es el modelo más vendido de Sudamérica y que en esta, su segunda generación, ahora lo cambia todo

11.06.2020 09:10

Lectura: 11'

2020-06-11T09:10:00
Compartir en

Tal como ocurrió desde su nacimiento, Onix fue siempre uno de los modelos más importantes para la marca norteamericana. Vale recordar que el lanzamiento mundial de su primera generación se concretó en octubre de 2012 y para reafirmar la apuesta que hacía General Motors sobre este compacto, aquella presentación en sociedad contó con la distinguida participación de Dan Akerman, CEO de la compañía en aquel momento, que se concretó la noche previa a la apertura del Salón de San Pablo de ese año.

Naturalmente, el éxito comercial del producto no se hizo esperar y rápidamente Onix se posicionó en el liderazgo en ventas en América Latina, posición que supo mantener durante la mayor parte de los años transcurridos desde entonces.

Tal fue el buen suceso, que previamente a la llegada de la segunda generación, GM decide adoptar el nombre Onix para bautizar esta nueva familia, que antes se desdoblaba en Onix para el hatch y Prisma para el sedán. Ahora ambos de definen bajo la misma denominación, pero con el agregado de Plus para el caso del que tiene valija.

La segunda generación de Onix, no fue menos importante. Tal como lo anunció Claudio D´Agostini, gerente de GM Uruguay, su lanzamiento regional fue respaldado directamente desde la casa matriz en Estados Unidos, incluyendo a nuestro país, recordando que es el único fabricante de automóviles que tiene una filial directa en Uruguay.

Objeto de una de las mayores inversiones de la historia de la marca en su investigación y desarrollo, realizadas y posteriormente fabricado en Brasil, el nuevo Onix 2020 presenta cambios radicales, que descubrimos y pudimos disfrutar durante las jornadas de prueba.

Chevrolet Onix Plus Premier 1.0T AT

En un elegante color azul metálico, esta versión es la más equipada y completa de la gama disponible en nuestro mercado.

Los cambios de la segunda generación son evidentes desde todo punto de vista. Comenzando por el factor estético, aunque sus líneas mantienen cierto espíritu del primer Onix, hubo cambios profundos en todos los flancos, pero evidentemente más notorios en el frontal y la trasera. Por delante, la parrilla adquiere un poco más de protagonismo con mayor tamaño y nuevo formato, acompañada de nuevos conjuntos ópticos con iluminación led, y las luces de marcha diurna integradas al paragolpes, en el lugar destinado tradicionalmente a los faros de niebla.

Atrás, además de las luces que también tienen sistema led y un diseño renovado de mayor tamaño, sorprende la gran estatura de la tapa del baúl, que naturalmente, facilita mucho las maniobras de carga y descarga de objetos.

Muestra una fluidez bien interesante, con toques deportivos que se acentúan en los nuevos diseños de las llantas de aleación, de 16".

Interior

Por dentro, la renovación mantuvo la sintonía general aplicada por el equipo de diseño y desarrollo, con cambios bien importantes. Al primer golpe de vista, saltan los tapizados en vinil bicolor, con elegantes pespuntes, los apoyacabeza integrados a la estructura de los asientos, y su panel frontal completamente remodelado, con una nueva pantalla de 7" y nuevo cuadro de instrumentos, que también suma su visor digital para mostrar diversas informaciones del funcionamiento del auto.

El volante es multifunción, revestido en cuero, más bien pequeño y con un tramo recto que aporta más comodidad para las maniobras.

Mención aparte, vale subrayar la amplitud del espacio para los pasajeros del asiento trasero que permite alojar confortablemente hasta tres personas, todas con sus respectivos apoyacabezas y cinturones de seguridad de tres puntas, y que además disponen de dos entradas USB para conectar sus dispositivos móviles. Amplitud que no conspira para nada con el volumen del maletero, que admite unos notables 470 litros de carga.

Entradas USB asientos traseros

Al frente y a nivel del techo, se ubica el indicador del airbag del acompañante delantero, y al igual que en el Cruze, el comando del exclusivo sistema OnStar de Chevrolet, que merece un capítulo aparte. En tanto por delante de la palanca de cambios, ahora hay un práctico cargador inalámbrico para celulares.

Mecánica

El nuevo Onix Plus 2020, llega a nuestro mercado con un novedoso propulsor 1.0 de tres cilindros y 12 válvulas, con turbo, capaz de generar hasta 116 caballos a 5.500 vueltas y un interesante torque máximo de 160 Nm, disponible a partir de las 2.000 rpm. En el caso de esta versión Premier, trabaja asociado a una caja de cambios automática de seis marchas, con opción secuencial mediante un discreto botón ubicado del lado interno de la empuñadura de la palanca de cambios.

Tiene dirección con asistencia eléctrica y frenos delanteros de disco.

Habitabilidad

Sin lugar a dudas, es uno de los puntos más fuertes de la nueva familia Onix y claramente, aspecto al que Chevrolet le puso especial dedicación. A partir del comando remoto con sensor de proximidad, que permite el acceso sin llave y el encendido / apagado del motor por botón, además de la apertura del baúl, se van sumando elementos inteligentemente aplicados de tal forma que facilitan la vida a bordo en todos los sentidos posibles.

Botón Star Stop Chevrolet Onix

Por ejemplo, la posición de manejo permite lograr una altura muy agradable, que nada tiene para envidiar a los vehículos que adoptan el estilo aventurero para ofrecer, entre otras cosas, precisamente eso.

Los asientos, construidos con una espuma de densidad media, ofrecen gran comodidad para el cuerpo que se aloja perfectamente sobre una textura bien mullida.

No hay abundancia de comandos ni botones por doquier, con lo cual se simplifica el uso de las diversas funciones facilitando la vida de quien desea realizar diversos ajustes. La mayor parte se centralizan en la pantalla táctil de 7", donde funciona el sistema de multimedia MyLink, conectividad, infoentretenimiento, ventilación y otras configuraciones del auto y en un botoón en la punta de la palanca del limpiaparabrisas, que permite administrar la computadora para obtener todas las informaciones relacionadas con el funcionamiento del vehículo. Además de los consumos, velocidad y otros datos, también se puede chequear la presión de aire de los neumáticos, por ejemplo.

Además del climatizador digital, viene con control de velocidad crucero (gerenciada desde el volante, junto con la radio y la telefonía), cámara de reversa, sensores de estacionamiento traseros y también delanteros, una notable arquitectura de audio con seis parlantes, espejos y vidrios eléctricos que bajan automáticamente apenas para evitar la presión del aire interior al cerrar las puertas (y luego se vuelven a cerrar), bloqueo central, regulación interior de la altura de las luces principales y asistente de partida en pendientes.

Vale también destacar el aporte del sensor de punto ciego, al que en este caso Chevrolet decidió otorgar un gran destaque, pues además de darle una ubicación impecable, en la parte interna del soporte de los espejos exteriores, ambos indicadores tienen una dimensión generosa, de tal modo que cuando se activa debido a la presencia de otro vehículo, peatón u objeto en ese sector, realmente se hace muy visible y llaman la atención del conductor.

Sensor de punto ciego Chevrolet

Y finalmente, para redondear un equipamiento de alto nivel, en esta versión Premier se ofrece un sistema de estacionamiento asistido, que suma un elemento de confort adicional sobre todo para aquellos conductores a los que les genera alguna dificultad la maniobra de atracar el coche en un espacio más o menos estrecho. Simplemente basta con activar el botón correspondiente ubicado en el panel, arriba de los desempañadores, en el momento que lentamente se busca un lugar suficientemente amplio como para el tamaño del Onix.

Cuando ello ocurre, la pantalla del panel de instrumentos indica que se coloque la reversa y a partir de ahí, el coche se ocupa de la maniobra. Cuando termina de retroceder, basta con llevar otra vez la palanca de cambios a la posición Drive para que el auto se mueva nuevamente hacia adelante, hasta quedar perfectamente estacionado.

Conectividad

Es otro de los aspectos que marcan la diferencia dentro de su segmento. Esta línea Onix 2020 viene con servicio de wifi 4G LTE de alto rendimiento, suministrado por Claro, que permite conexión para hasta siete usuarios al mismo tiempo. Por otra parte, a través de la app MyChevrolet, desde el celular el usuario dispone de distintas funciones y utilidades sobre el auto, que van desde el bloqueo / desbloqueo de las puertas, ubicación dentro de un estacionamiento, hacer sonar la bocina e incluso, poner en marcha el motor remotamente, para que por ejemplo en una fría mañana invernal, el habitáculo nos reciba con una temperatura agradablemente cálida al momento de salir a la calle.

Hablando de OnStar, es un servicio adicional que brinda Chevrolet de manera exclusiva, y que ofrece asistencia permanente al conductor durante las 24 horas, los 365 días del año. Además de ayuda para la ubicación de determinados comercios, servicios u hospitales, un operador puede colaborar en la solución de otros aspectos vinculados con algunas funciones del coche.

OnStar Chevrolet

Pero también es un importante elemento de seguridad. Ante la ocurrencia de un siniestro, basta apretar el botón SOS para que el operador se comunique con el vehículo y pueda brindar la asistencia necesaria, en función de la gravedad del evento. Si fuera una situación extrema, el sistema envía una señal de alerta para que inmediatamente se active desde la central el protocolo correspondiente comunicándose con los servicios de emergencia de salud, de tránsito y de bomberos.

OnStar Chevrolet

Seguridad y Cinco Estrellas

Por otra parte, el equipamiento del nuevo Onix, incluye de serie los seis airbags, control de tracción y estabilidad, inmovilizador del motor, todos los cinturones de seguridad de tres puntas con pretensores y limitador de tensión, carrocería con zonas de deformación programada, jaula de seguridad del habitáculo y fijaciones Isofix para sillas infantiles.

Aparte de que evidentemente se trata de un vehículo que hará historia en el camino recorrido por la marca, con un éxito comercial inmediato en todos los mercados en los que ya está presente, también establece un punto de inflexión en materia de seguridad y más concretamente en la relación de Chevrolet con Latin NCAP.

Tras varios años de cruces y enfrentamientos, finalmente el fabricante norteamericano lanza al mercado mundial su primer vehículo con la máxima calificación en seguridad, ratificada además con el reconocimiento Latin NCAP Advanced Award por su Protección de Peatones. Un verdadero suceso para Chevrolet y también para el instituto de seguridad.

En marcha

Placer y puro placer. No creo que se pueda definir de otra forma lo que se siente al volante de este nuevo Onix Plus Premier. Desde el arranque del motor, con una insonoridad impecable, hasta la puesta en movimiento, con una delicadeza suprema de la bellísima caja automática, todo es ampliamente disfrutable.

Acerca de la insonoridad, hay un detalle interesante y es la colocación de burletes de goma en los bordes del capó, que no solo aíslan el sonido que genera el motor, sino que también suavizan el golpe que se produce al cerrarlo.

No se trata de un auto deportivo ni tampoco pretende serlo. Aún así, es muy entretenida la respuesta cuando el motor recibe la orden imperiosa del pie derecho. Dan ganas de acelerarlo. Y para mayor placer, la opción secuencial con el pequeño botón ubicado en la palanca selectora, mejora aún más esas prestaciones, siempre en un entorno delicado y con mucha suavidad.

También la capacidad de reacción es muy correcta, y otorga tranquilidad al conductor a  la hora de superar a otro vehículo en ruta. A pesar de un peso bruto de casi 1.500 kg, el motor empuja siempre con buena disposición, manteniendo permanentemente un consumo moderado de combustible. Por cierto que si alguien quiere deleitarse demasiado escuchando el leve zumbido del turbo con el acelerador a fondo, ya no será tan moderado, pero tampoco nada que asuste sobremanera.

Con un sistema de suspensión bastante firme, se asegura un alto grado de estabilidad en rutas sinuosas y a velocidades altas, aunque para ello se sacrifique levemente la suavidad a la hora de transitar sobre calles más deterioradas. Se percibe la firmeza, aunque nada que llegue a incomodar o provoque sacudones molestos.

En resumen

Como el amable lector habrá podido apreciar a lo largo de este informe, la mayor parte de los elementos que componen la estructura de este Nuevo Onix Plus Premier no son descubrimientos de la tecnología que recién comienzan a utilizarse en la industria automotriz mundial.

Sin embargo, una combinación inteligentemente planificada y bien desarrollada, permiten ofrecer al público consumidor un vehículo de altísima calidad, muy seguro y confortable, con conectividad de última generación.

Entonces tal y como lo indica la propia marca en su campaña de comunicación, es un auto que no inventa nada, pero sí, lo cambia todo. Y según mis apreciaciones tras esta primera prueba post coronavirus en Uruguay, es absolutamente así.

Chevrolet además impulsa la democratización de toda esa tecnología, bastante común en vehículos de segmentos superiores, ofreciendo esta variante con un valor promocional de U$S 23.490.

Luis Piedra Cueva - Video: Luna Sosa Carbajal - Fotos: Luis Piedra Cueva