Test Drive

Solo me acuerdo de aquel nombre

Impresiones de Manejo: probamos el Nuevo Citroën C3

Esta vez nos subimos a la nueva generación del compacto de la marca francesa que como única semejanza con las anteriores, conserva sólo la denominación
14.06.2017 12:34

La historia de Citroën en la fabricación de automóviles, se ha caracterizado siempre por la innovación plasmada sobre todo en la audacia de diseño y las propuestas hasta revolucionarias de algunos de sus vehículos. Sin entrar en aspectos mecánicos, que también los tiene y muchos, vale mencionar a modo de ejemplo modelos como el icónico Citroën Traction Avant 11 de los años 50, seguido por los 2CV, Ami 8, Mehari, DS, AX, BX, CX, Visa, Saxo, Picasso, etc.

Ese ADN estampado por André Citroën en la marca fundada en 1919, vuelve a repetirse en el 2014 con el nacimiento del C4 Cactus, ingresado muy poco tiempo después también a nuestro mercado. Sin lugar a dudas, de nuevo se trata de un coche completamente revolucionario e innovador en muchos aspectos.

El Nuevo C3

Este compacto mediano, técnicamente perteneciente al denominado segmento B, comenzó a fabricarse en el 2001 en Europa. Con una renovación intermedia, presente en el mercado hasta la actualidad, fue responsable por buenos índices de ventas para la marca en todo el mundo.

Pero cuando Citroën decidió que el momento de renovarlo había llegado, los departamentos de diseño, ingeniería y desarrollo fueron implacables. Del modelo anterior, se mantuvo solamente el nombre C3.

Con una fuerte inspiración en el C4 Cactus, el Nuevo C3 adopta el estilo del frontal utilizado también en varios de los actuales modelos de la marca, con una distribución diferente para los conjuntos ópticos. Mantiene si los llamados Airbumps (protecciones laterales) pero en este caso, son bastante más discretos y de menor tamaño. Por otra parte, si bien a golpe de vista tiene el espíritu del Cactus, sus líneas en general son un poco más redondeadas y el porte algo menor, para poder mantenerse dentro del segmento original.

Por cierto que además otros componentes estéticos, como las combinaciones bicolor con diferentes opciones para el techo, las elegantes llantas deportivas y los faros traseros, contribuyen a conformar una personalidad fuerte y bien definida. Inconfundible, diría.

Por dentro, el panorama no podía ser diferente. Un nuevo diseño del panel frontal, con predominio de líneas horizontales fuertes, el original volante multifunción, el cuadro de instrumentos y la pantalla táctil de 7" colocada al medio del panel, presentan un panorama moderno y atractivo. Es muy amplio en todas sus plazas, con espacio cómodo para cinco adultos y un maletero confortable capaz de alojar hasta 300 lts de carga con los respaldos en posición normal. Tienen configuración 1/3 -2/3, por lo cual esa capacidad se puede ampliar considerablemente.

El ambiente en general es muy agradable, con terminaciones de nivel europeo y muy buena calidad de materiales.

Sin ser un coche demasiado alto (1,474 mts.), su estatura en general es confortable para subir y bajar, gracias también a la amplia apertura de las puertas.

La caja de Pandora

Sorpresa tras sorpresa. Así podríamos definir la experiencia de manejo con el Nuevo Citroën C3, en el que todo el tiempo fuimos descubriendo detalles y atributos que obviamente lo distinguen por amplio margen sobre sus competidores directos del mercado. Y tal vez alguno todavía nos haya quedado por encontrar.

De las dos versiones presentes en Uruguay (Feel y Shine), diferentes entre sí por algunos componentes de equipamiento, no muchos, dispusimos de la más completa.

Para acceder al auto, alcanza con llevar el mando con sensor de proximidad en el bolsillo y con eso es suficiente para desbloquear puertas y encender el motor, mediante el botón de arranque y parada correspondiente. Y justamente ahí comienzan las sorpresas.

Bajo el capó, el Nuevo C3 lleva un propulsor de última generación creado por PSA Groupe, que para identificarlo utilizan la denominación PureTech. Se trata de un motor super moderno, liviano y eficiente, compuesto de 3 cilindros y 1.200 cc., que produce hasta 82 HP de potencia y un par máximo de 118 Nm, disponible a un notablemente bajo régimen de 2.750 vueltas.

Trabaja en sociedad con una caja manual de 5 velocidades.

Una vez en marcha, además del sonido peculiar de los motores de tres cilindros, rápidamente se despliegan las virtudes dinámicas de este auto que en el acto, es capaz de cautivar al conductor. Ofrece salidas muy rápidas y una buena capacidad de respuesta en cualquier cambio, con alguna limitación cuando la velocidad se reduce más de un cierto punto. Ahí se debe bajar al cambio anterior. Pero en general, el nivel de elasticidad es impecable.

Las marchas son notablemente largas. Por ejemplo, respetando el indicador del panel que avisa el momento exacto para efectuar los cambios, la quinta hay que colocarla recién a los 80 km/h. Y por supuesto, es capaz de lograr una buena velocidad crucero para viajar a un régimen que ronda las 3.000 rpm, con una buena economía en el consumo de combustible. Que dicho sea de paso, también sorprende con un promedio de casi 20 km/lt en uso mixto.

Ciertamente, amplia visibilidad, asientos confortables, insonoridad, comandos sensibles incluyendo la dirección con asistencia eléctrica y una ergonomía acorde, contribuyen eficazmente para que el manejo sea muy agradable y divertido.

Pero eso no es todo. Este Nuevo C3 despliega un sinfín de componentes que aportan a la seguridad y el confort de los pasajeros, ratificando la preocupación de la marca en tal sentido. Por ejemplo, cuenta con control de estabilidad, asistente para el frenado de urgencia, repartidor electrónico de la fuerza de frenado, asistente para el arranque en pendiente, anclajes Isofix y seis airbags (frontales, laterales y de cortina) entre otros.

Y siguen: regulador y limitador de velocidad, anclajes para sillita infantil inversa en el asiento delantero, coffe break alert (detecta cansancio del conductor), alerta de cambio de carril involuntario, sensor de bajo inflado de neumáticos, luz diurna de led, cámara de reversa a color con indicadores de referencias, sensores automáticos de lluvia y luces, sistema de audio con 6 parlantes, multimedia con sistema Mirror Screen (compatibiliza con funciones del smartphone) y para completar, como opcional puede incluir lo que el fabricante denomina Connected Cam.

Se trata de una cámara con gran angular de 120° ubicada debajo del espejo retrovisor que puede filmar y sacar fotos hacia adelante, almacenadas luego en la memoria de la central. Incluso si detecta una desaceleración brusca, que permita suponer la ocurrencia de un siniestro, se dispara automáticamente para registrar el evento.

El sistema de suspensión también aporta para que el confort de marcha sea sumamente agradable, a pesar de las imperfecciones del piso. Y lo mismo ocurre cuando viajamos a mayor velocidad, con una firmeza impecable sobre el asfalto en caminos sinuosos, siempre en un ambiente bien aislado de ruidos externos.

Conclusión

El Nuevo Citroën C3, es un auto diferente. Estéticamente, es evidente que llama la atención y atrapa las miradas a su paso.

Además, con esta nueva propuesta mecánica, es capaz de ofrecer un abanico de sensaciones diferentes a quien sabe apreciar el placer de manejar. Y como si eso fuera poco, en un ambiente cálido, sumamente confortable, con respuestas divertidas y muy contenidos por un amplio "paquete" de componentes que aportan a la seguridad y el disfrute pleno de la tecnología de última generación.

Definitivamente, es la confirmación total de una genética de marca, que apuesta a la innovación desde sus orígenes y se mantiene a través del tiempo.

Tal como lo dice su slogan, es solo Creative Technologie.

Buenos días.

Luis Piedra Cueva

Cargando...

Te puede interesar Completamente diferente, llegó al país el nuevo Citroën C3