Test Drive

up! alalá

Impresiones de Manejo del Volkswagen up!

Probamos el nuevo Volkswagen up! y les dejamos a continuación nuestras Impresiones de Manejo, con fotos y video incluidos.

24.09.2015 12:33

El nuevo up! nació en el continente europeo, con la primera aparición pública en su versión de producción durante el Salón del Automóvil de Frankfurt, hace exactamente cinco años, es decir, en la edición del 2011.

Es una creación de Walter de Silva, diseñador italiano jefe del Grupo Volkswagen, y de Klaus Bischoff, diseñador jefe de la marca Volkswagen. Durante su proceso de desarrollo, se realizaron diversos prototipos entre los que vale mencionar las pruebas con motor trasero y tracción también trasera, a partir de la cual circuló la idea de que este modelo podría convertirse en el sucesor del histórico y exitoso escarabajo.

Ahora, ya con el modelo presente en diversos mercados del mundo entero, quedó claro que si ese hecho se concreta, será por otros atributos, que los tiene y justifican el éxito de ventas en los países que se comercializa, y no por la similitud con aquel modelo respecto a la ubicación del motor.

El Volkswagen up! europeo se fabrica en la planta eslovaca de la marca, mientras que el de nuestra región, se hace en Brasil desde el año pasado y presenta algunas diferencias estructurales respecto de aquel primero. Ente otras, es levemente más largo.

Contacto visual
Si hubiera que mencionar un solo factor común con el emblemático Fusca, no hay duda que los une el concepto simplista muy presente en ambos modelos. Y no por ello, menos atractivo. Esa cualidad, utilizada con buen gusto como en este caso, determina un auto agradable y simpático.

El up! muestra un diseño sencillo, con amplias superficies planas, sin molduras ampulosas, y con una zona vidriada bien dimensionada. El frontal llama la atención por la ausencia de una parrilla convencional, tal como la vemos en la mayoría de los automóviles. Los diseñadores de Volkswagen resolvieron el tema de la entrada de aire a la zona del motor con una especie de franja que recorre el paragolpes y que parece darle una amplia sonrisa a la mirada del auto.

La trompa es corta, los ejes parecen querer salirse de la carrocería por su ubicación muy extrema, y las dimensiones de la puertas delanteras también llaman la atención por su gran tamaño.

Atrás, las luces de posición están dispuestas verticalmente y el portón del maletero es vidriado en su mitad superior, con un spoiler corto ubicado en el remate del techo, que contiene la tercera luz de freno.

La unidad de prueba dispuesta por Julio César Lestido, representante de la marca en Uruguay, es de la versión High up!, por lo cual las ruedas son de 15 pulgadas con unas elegantes llantas de aleación, que al centro llevan un gran logo de Volkswagen.

Por dentro el estilo es exactamente igual: simple, práctico y amable a la vista.

No hay derroche de botones y comandos. Apenas al medio del panel los creadores del up! ubicaron el sistema de audio y los controles de baliza, desempañador, desbloqueo y circulación de aire, incluyendo el acondicionado.

Tampoco son visibles las salidas de aire centrales, que de todos modos están, pero ocultas en la parte alta del panel.

Los demás indicadores se ubican en el instrumental mediante señales luminosas, cuadros digitales y relojes convencionales de aguja, todo muy intuitivo y con buena legibilidad.

El espacio es generoso hacia todos lados, y aunque levemente menor, también en los asientos de atrás. En este sentido sorprende gratamente el área del baúl, que es capaz de alojar hasta 285 litros de carga con los respaldo en posición normal, volumen superior al de algunos hatch más grandes que el up!. El piso en este sector es móvil y oculta un doble fondo, ideal para cuando es necesario llevar ocultos determinados objetos importantes.

Los asientos delanteros son de una pieza, con apoyacabezas integrados, y alojan el cuerpo confortablemente. Los traseros por su parte, tienen tres apoyacabezas y ofrecen anclajes ISOFIX para las sillas infantiles.

Contacto y en marcha
Antes de ingresar de pleno en este apartado, valen un par de consideraciones previas.

Por un lado, es importante decir que el up! es uno de los pocos compactos fabricados en la región que fue testeado por el Latin NCAP y obtuvo la máxima calificación de 5 estrellas en seguridad para el pasajero adulto, y 4 para el infantil. El simple hecho de saber este aspecto, genera una dosis de confianza adicional en el auto, por la certeza de estar en un vehículo comprobadamente seguro para las personas.

Y el otro tema es la motorización. Volkswagen impulsa este modelo con un motor de 3 cilindros MPI, 1.0 litros de cilindrada que puede ofrecer hasta 75 HP de potencia, uno de los valores más altos en este segmento de compactos.

Dicho esto, una de las primeras características interesantes al girar la llave es precisamente el sonido del motor, típico de los tres cilindros. Apenas unos instantes después, con algo más de temperatura, se normaliza por completo emitiendo un susurro levemente perceptible.

La posición de manejo es confortable y se logra fácilmente mediante los ajustes del asiento y el volante, favorecida además por una buena visibilidad hacia todos lados.

Si bien admiten hacerse más largas, las primeras marchas parecen sentirse cómodas cuando el uso es un poco más corto, aunque el cuadro de instrumentos indica el momento exacto de hacer el cambio mediante el número de la marcha inmediatamente superior. Este recurso optimiza el uso adecuado del conjunto mecánico (motor y caja de cambios) y el consumo de combustible.

La palanca también se suma al placer de manejar, pues ofrece firmeza y gran precisión para enganchar los cambios.

Con esta combinación de motor y caja de cambios, el comportamiento del auto es brillante. Tiene una buena salida y es sorprendente su capacidad de respuesta, aún cuando bajan las revoluciones del motor. Basta tocar de nuevo el acelerador y el motor reacciona con buena disposición para una rápida recuperación.

Su sistema de suspensión es otro aspecto muy destacable, en el que evidentemente los ingenieros trabajaron bastante para lograr adaptarla a nuestra topografía. Tiene una solidez perfecta pero sin descuidar ni un ápice la suavidad de marcha. Se siente como un auto grande, bien firme y sin golpes.

Amortigua eficazmente con gran elasticidad y es capaz de ofrecer buena confianza en carretera, cuando enfrentamos trazados sinuosos a velocidades altas.

Contacto final
El Volkswaguen up! es un magnífico compacto. Pertenece al tipo de autos que se pueden manejar distendidos, pues su comportamiento es previsible, divertido y no depara sorpresas. Invita a manejar.

Simpleza, eficiencia, confort, seguridad y practicidad, fiel a su estirpe alemana, son valores también fundamentales que le distinguen dentro de su segmento.

Es un producto altamente recomendable, con calidad comprobada además por una notable y creciente demanda en todos los mercados en los que está presente. Incluso el nuestro.

Además de las cualidades ya mencionadas, ofrece un equipamiento bien completo, que incluye en la versión High up! aire acondicionado, computadora de a bordo, dirección electroasistida, radio con MP3, bluetooth, entrada auxiliar, USB, espejos y vidrios delanteros eléctricos, doble airbag frontal, frenos con ABS, repartidor electrónico de frenado EBD, alarma, faros antiniebla, bloqueo a distancia, inmovilizador electrónico, etc.

Informe y fotos: Luis Piedra Cueva - Airbag.uy

Cargando...