Noticias

Tudo bem

Ford alcanza un acuerdo con los empleados de la fábrica que cerrará en Brasil

La fábrica de Sao Bernardo do Campo cerrará este año en el marco de un plan de reestructuración global de la empresa automotriz

02.05.2019 07:40

Lectura: 3'

2019-05-02T07:40:00
Compartir en

Según un comunicado difundido por Ford, unas 3.000 personas que trabajan directamente o indirectamente en la planta de Sao Bernardo do Campo se les permitirá acogerse a un plan de despido con beneficios, recibir apoyo psicológico y beneficiarse de cursos de formación profesional para facilitar su reinserción en el mercado.

El gigante automovilístico indicó, sin embargo, que no descarta una "posible anticipación del cese de las actividades de manufactura" en la factoría, ya que estas dependen de la "negociación con un potencial comprador".

"En un momento desafiante como este, Ford y el sindicato de los metalúrgicos" han construido, "en conjunto, un resultado beneficioso a los trabajadores en el aspecto económico y social", afirmó el presidente de Ford en Suramérica, Lyle Watters, citado en el comunicado.

Watters calificó el proceso de negociación como "ejemplar" y aseguró además que la compañía mantendrá "de forma continua el diálogo abierto con todos los involucrados".

De acuerdo con Ford, la compensación financiera destinada a los trabajadores será definida con base en la "combinación" de las condiciones de los contratos individuales, el tiempo de trabajo y una eventual contratación del funcionario por un potencial comprador de la planta de Sao Bernardo do Campo.

Por su parte, el presidente del sindicato de los metalúrgicos, Wagner Santana, señaló que el acuerdo se cerró después de "más de 40 días de lucha", periodo en el que los trabajadores dialogaron "intensamente con la empresa, la sociedad y la matriz de Ford en Estados Unidos".

El coordinador de la representación sindical de Ford, José Quixabeira de Anchieta, agregó que "el objetivo fue alcanzado" después de un "esfuerzo incansable".

"Alcanzamos nuestro objetivo con un acuerdo importante para los trabajadores y una protección adicional", dijo.

Ford anunció el pasado febrero su decisión de que dejará de producir y vender camionetas pesadas en Suramérica en el marco de una reestructuración global de la compañía.

El fabricante parará de comercializar hasta finales de año los modelos Cargo, F-4000 y F-350, así como el automóvil Fiesta.

Tras la decisión, la Gobernación de Sao Paulo se comprometió a buscar un comprador para la planta de Sao Bernardo do Campo y, así, lograr "la preservación del parque industrial y de los empleos".

Ford informó además que las "conversaciones con potenciales compradores continúan" y aseguró que "realizará todos los esfuerzos posibles para la obtención de un resultado positivo".

Agencia EFE