Noticias

Abuso de poder

El nuevo Audi R8 llega a Brasil en el segundo semestre de este año

Con más de 600 caballos y muchas configuraciones personalizadas, el supedeportivo de la marca alemana se ofrece para pocos brasileños

15.05.2020 10:44

Lectura: 7'

2020-05-15T10:44:00
Compartir en

Ser rico, pero realmente muy rico, genera una serie de preocupaciones en la vida de una persona. Aunque también ventajas. En verdad, muchas ventajas. Una de ellas es poder adquirir los automóviles más deseados del mundo como por ejemplo el R8, que vuelve a Brasil después de agotarse en las concesionarias nacionales en setiembre del año pasado.

El superdeportivo de Audi desembarcará renovado en el segundo semestre de 2020 y se comercializará en preventa en una acción inédita de márketing. Por un valor único de U$S 212.000 en modalidad de venta directa, los primeros clientes tendrán oportunidad de configurar su propio vehículo antes mismo de que se produzca. Quienes puedan y queiran pagar por tal extravagancia tendrán chance de personalizar hasta 10 items diferentes de su R8: colores de carrocería, side blade, terminaciones exteriores, tapa de retrovisores, color del logotipo de Audi, diseño de ruedas de 20", pinzas de frenos, terminaciones internas, revestimientos del techo y padrón de los tapizados de asientos.

De acuerdo con Audi, son casi 1,6 millones de combinaciones posibles para lograr un nivel único de personalización.

"Con esta estrategia, el cliente podrá configurar su R8 exactamente del modo que quiera antes mismo de su ingreso en línea de producción. Estamos elevando aún más su carácter exclusivo, pues entre tantas combinaciones, el cliente podrá tener un vehículo verdaderamente único en Brasil", celebra Johannes Roscheck, CEO y Presidente de Audi do Brasil.

El diseño, sutilmente actualizado a fines de 2019, refleja el carácter deportivo que se destacó en los cines en el 2008 al mando del seductor multimillonario Tony Stark, representado por Robert Downey Jr en el film El Hombre de Hierro. Tiene un extenso capó, trasera con líneas fluidas y un entre ejes relativamente corto de 2,65 mts. El largo total del R8 es de 4,42 mts, 1,24 de altura y 2,03 mts de ancho.

Las cuatro argollas complementan la punta del capó, que luce su parrilla Singleframe estilo panal de abeja, amplia y plana. Las características luces de marcha diurna aportan elementos verticales que replican las estructuras de las entradas de aire y enfatizan el ancho del auto. Una de las características que lo distinguen visualmente, amén de ofrecer más seguridad, es el sistema de faros laser. Según Audi, el equipamiento de serie en el nuevo modelo, activo con las luces altas, ilumina dos veces más que los de led comunes y evita encandilar a los demás actores del tránsito.

El sistema genera un flujo de láser azul. Un conversor lo transforma en luz blanca, ajustada para el uso en carreteras con una temperatura de color de 5.500 Kelvin -condiciones ideales para el ojo humano que permiten distinguir mejor los contrastes y ayudan a evitar la fatiga.

Los halos de alta concentración iluminan 600 mts, ofreciendo mayor seguridad al pasar por zonas de niebla o cortinas de humo.

En los laterales del R8 se mantienen los característicos contornos sinuosos. Su línea de cintura, esculpida como un músculo, conecta los pasaruedas al tiempo que divide en dos a los side blades, lo que le otorga una apariencia más larga y dinámica. A su vez se pueden personalizar en cinco opciones diferentes: carbono, negro mito, gris kendo, plata y titanio fosco.

El conjunto de salidas laterales, spoiler delantero y molduras del difusor de escape también se pueden personalizar en hasta tres tonalidades diferentes: carbono, negro brillante y titanio fosco. Mientras que la tapa del retrovisor permite elegir por otros cuatro colores distintas.

Por detrás, los conjuntos ópticos se conectan con las entradas de aire. El vidrio ofrece una visión clara del compartimiento del motor iluminado, para que todos puedan admirarlo como una verdadera obra de arte, que lo es. El R8 tiene además un alerón trasero fijo hecho en polímero de fibra de carbono reforzado.

Para finalizar el exterior, el logo de Audi y las inscripciones R8 y V10 pueden venir cromadas o en negro. Tiene además seis opciones de ruedas de 20" disponibles con tres pinzas de frenos, en rojo, gris y azul.

Por dentro, algunos elementos como parasoles, molduras y consola central están disponibles en gris antracite, carbono fosco y carbono brillante. Mientras que para el revestimiento del techo en Alcántara, se puede elegir entre terminaciones con costura en diamante o liso. Los asientos deportivos ofrecen 18 posibilidades de combinar ambos diseños (diamante o liso) y los colores de las costuras.

Ningún Audi está tan cerca de un auto de pista como el R8. El superdeportivo de la marca de los cuatro aros tiene motor central trasero V10, de origen Lamborghini -el mismo que lleva el Huracán- capaz de generar absurdos 610 caballos de potencia y estúpidos 57,1 kgmf de torque, suficientes para asegurar un desempeño capaz de dejar sin aliento. La aceleración de 0 a 100 km/h se completa en apenas 3,2 segundos, con una velocidad máxima de 330 km/h.

La transmisión es la STronic de siete velocidades y cuenta con el conocido sistema de tracción Quattro en su versión más actual. La distribución de torque se adapta a las condiciones de dirección. En casos extremos, el 100% puede aplicarse a cualquiera de los dos ejes.

A su vez, el modo performance en el sistema Drive Select permite la adaptación de los parámetros más importantes en la dinámica, según las condiciones climáticas o del piso. La combinación de aluminio y fibra de carbono abre nuevas dimensiones en relación al peso, la rigidez y el comportamiento. La parte inferior de la carrocería integra un amplio difusior para aumentar el "downforce".

También el chasis, con suspensión "doble A", deja claro cuán próximo está el R8 de ser un auto de competición.

Dentro del cohete

Por más austera que sea una persona, no hay como estar detrás del volante del R8 sin sentirse piloto de carreras. A bordo, todas las funciones están direccionadas hacia el conductor y permiten operaciones simples aún en condiciones extremas, sin necesidad de sacar las manos del volante.

Los asientos deportivos con apoyo de cabeza integrado ofrecen un soporte lateral eficiente. El botón start-stop y el selector Drive Select se encuentran en el volante multifunción. Tiene además un botoncito con una bandera cuadriculada para controlar el sistema de escape, que dejar al bólido con un ronquido todavía más asustador, mientras que un selector permite ajustar el vehículo según las condiciones del piso: seco, mojado o nieve.

El Virtual Cockpit presenta todas las informaciones para el conductor en su pantalla de 12,3" en gráficos muy elegantes. Puede además alternar entre diferentes modos de pantalla y también ajustar el panel de instrumentos digitales de acuerdo a las preferencias individuales.

En modo performance, el conductor visualiza las informaciones de los programas de manejo, tales como aceleración, desaceleración y fuerzas laterales, amén de potencia y torque. Como era esperable, el R8 incorpora también algunas de las tecnologías más recientes de la industria automotriz mundial en términos de infoentretenimiento. Allí está la multimedia MMI táctil, el Audi Smartphone Interface y el distinguido sistema de audio Bang & Olufsen, todo como equipamiento de serie.

Luiz Humberto Monteiro Pereira, de AutoMotrix, en exclusividad con Airbag.uy