Noticias

Elemental

El expresidente de Renault, Carlos Ghosn, denuncia un "complot y una traición" de Nissan

En sus primeras declaraciones públicas desde su detención, Ghosn rechazó las acusaciones de fraude y denunció a los ejecutivos de la marca
30.01.2019 17:48

Tokio (Japón), 30 de enero de 2019 - El expresidente de Renault Carlos Ghosn, detenido en Japón por fraude financiero, denunció "un complot y una traición" de los ejecutivos de Nissan opuestos a la integración del fabricante automotriz francés con sus aliados japoneses.

Sus declaraciones al diario económico nipón Nikke son las primeras desde su detención el 19 de noviembre. La entrevista se llevó a cabo en la cárcel donde se encuentra detenido.

El tribunal autorizó el 11 de enero las visitas de otras personas que sus abogados y el personal del consulado de Francia, Líbano y Brasil, los tres países de los que tiene nacionalidad.

Ghosn rechazó además las acusaciones de que sus 19 años al frente del grupo fueran "una dictadura". "Tradujeron 'liderazgo fuerte' como 'dictadura', deformando la realidad para deshacerse de mí", dijo.

"El proyecto de integrar" Renault, Nissan y Mitsubishi Motors había sido discutido con el presidente de Nissan, Hiroto Saikawa, en septiembre de 2018, indicó Ghosn, el ejecutivo franco-brasileño-libanés de 64 años.

El dirigente aseguró no tener "ninguna duda" de que las acusaciones contra él, que volvió a negar, son el resultado de "un complot y una traición".

Nissan reaccionó a las declaraciones de Ghosn diciendo que Saikawa ya había "categóricamente rechazado la noción de 'golpe de estado'".

La investigación secreta llevada a cabo en 2018, "reveló pruebas significativas y convincentes de malversaciones", agregó Nissan en una declaración a la AFP.

Carlos Ghosn es objeto de tres inculpaciones por abuso de confianza y disimulación de ingresos a las autoridades bursátiles entre 2010 y 2018. En su única comparecencia ante un tribunal, el 8 de enero, negó las acusaciones. Sus abogados hicieron varias demandas de liberación bajo fianza, sin éxito, porque la justicia argumentó que existe riesgo de disimulación de pruebas y de fuga.

"No me escaparé, me defenderé", dijo el miércoles. "Todas las pruebas están en Nissan y Nissan impide a hablar a los empleados".

Preguntado sobre su vida en prisión, el expresidente de la alianza Renault-Nissan dijo que "estaba bien". Según su equipo de defensa podría quedarse en prisión hasta el juicio, que tardará meses en celebrarse. Ghosn se expone a hasta 15 años de prisión.

En lo que concierne a las acusaciones de abuso de confianza, Ghosn afirmó que el ingreso de 15 millones de euros a un millonario saudita, Khaled Juffali, que salió de la llamada "reserva del presidente", fue aprobada "por el responsable de la región" y de otros altos responsables.

También asegura que la compra de residencias de lujo en Río de Janeiro y Beirut fue autorizada por los servicios jurídicos de Nissan, explicando que "necesitaba un lugar seguro donde trabajar y recibir a gente tanto en Brasil como en Líbano".

Nissan acusa también a su antiguo presidente de haber recibido una remuneración total de 7,82 millones de euros por parte de su filial holandesa Nissan-Mitsubishi B.V. (NMBV). Ghosn responde sin embargo que se trata de una "deformación de la realidad".

"¿Hice algo inapropiado? No soy abogado", afirma en la entrevista. "Todo el mundo estaba al corriente, ¿por qué no me lo dijeron?" si era ilegal, se pregunta.

Ghosn perdió todos sus cargos desde que fue detenido. En noviembre fue apartado de la presidencia de los consejos de administración de Nissan y Mitsubishi Motor y la semana pasada dimitió de la presidencia de Renault.

Agencia AFP

Temas relacionados: