Noticias

Comedia divina

El "Infierno Verde" es el paraíso para el nuevo MINI John Cooper Works GP

La variante más rápida y potente de la marca británica, apta para carretera, se luce sobre el histórico circuito alemán de Nürburgring

30.06.2020 12:57

Lectura: 6'

2020-06-30T12:57:00
Compartir en

Múnich. La fascinación y el asombro brillan cuando los pilotos de carreras hablan sobre el "Infierno Verde". El Nürburgring Nordschleife es considerada una pista particularmente desafiante. Sus espectaculares curvas, ascensos y descensos incrustados en el paisaje boscoso impulsaron al triple campeón de Fórmula 1 Jackie Stewart a acuñar el apodo de la pista por el que hoy todavía se lo conoce cariñosamente.

Para los ingenieros de desarrollo y pruebas de MINI, el Nordschleife es el último indicador de desempeño para cada nuevo modelo de la marca británica Premium. Se dedicaron con particular intensidad a la dinámica de conducción del nuevo MINI John Cooper Works GP (consumo combinado de combustible: 13.70 l / 100 km; emisiones combinadas de CO2: 167 g / km). Vuelta tras vuelta, afinaron el motor, el chasis y las propiedades aerodinámicas hasta que finalmente el nuevo MINI John Cooper Works GP logra hacer del legendario "Infierno Verde" un paraíso para los fanáticos de las carreras de motor.

Naturalmente, el "Anillo" debe su nombre original al castillo medieval de Nürburg, construido en el siglo XII en una colina rodeada hoy por el Nordschleife. La vista más hermosa de las ruinas del castillo es del pueblo del mismo nombre, no lejos de la entrada a la pista. Pero por otra parte, es el nuevo MINI John Cooper Works GP el que se adueña de la escena fotográfica cuando llega a la llamada unidad turística en el Nordschleife. Cuanto más se acerca al "Anillo", más entusiasmo genera entre los fanáticos con los teléfonos inteligentes listos, para registrar esta verdadera rareza.

El nuevo MINI John Cooper Works GP, producido en una pequeña serie de 3.000 unidades, es el modelo más rápido y potente de la marca, aprobado para uso en carretera. Lleva el manejo divertido extremo de MINI a un nivel completamente nuevo. Los pilotos de pruebas incluso lograron conducir un prototipo de este atleta extremo alrededor de la pista de casi 21 kilómetros en menos de ocho minutos. Esto superó el mejor tiempo del modelo anterior en casi medio minuto.

Equiparon al vehículo de producción con todas las cualidades necesarias para garantizar que incluso los principiantes del Nordschleife experimentaran de inmediato la emocionante sensación de carrera en el nuevo MINI John Cooper Works GP. Por lo tanto, al regresar al "Infierno Verde", rápidamente queda claro que el último modelo de John Cooper Works eclipsa a la competencia en el segmento compacto no solo en términos de aceleración longitudinal y lateral, sino que su mejor carta de triunfo es su manejo controlable con precisión en todo momento incluso en el rango límite de dinámica de conducción.

El aspecto distintivo del MINI John Cooper Works GP ya impresiona a simple vista: molduras en las salpicaderas de fibra de carbono, un alerón en el techo con contorno de doble ala, llantas forjadas livianas grandes de 18 "y una suspensión 10 mm más baja que el MINI John Cooper Works, lo que hace inconfundiblemente dinámico el potencial del biplaza exclusivo.

Al presionar el pedal del acelerador simplemente confirma esta impresión: corriendo hacia el Tiergarten, toma solo 5.2 segundos alcanzar la marca de velocidad de 100 km/h, que se muestra en la pantalla del panel de instrumentos digital.

El motor sobrealimentado de 4 cilindros en línea con 225 kW / 306 hp y ??un par máximo de 450 Nm ofrece este irresistible empuje hacia adelante. La energía concentrada llega a las ruedas delanteras equipadas con neumáticos específicos de alto desempeño a través de una transmisión Steptronic de 8 velocidades que se completa con bloqueo de diferencial integrado, garantizando la conversión sin pérdidas del par motor en un desempeño emocionante.

Las ventajas de la distribución precisa de la fuerza entre las ruedas motrices también se manifiestan en la chicana de Hohenrain. La dirección del nuevo MINI John Cooper Works GP es notablemente ágil y permite acelerar dinámicamente en cada curva sin tendencias de sobreviraje o subviraje.

El sistema de frenos deportivos también inspira confianza inmediata. La capacidad de control precisa y el agarre potente de los frenos de disco de cáliper fijo de 4 pistones en las ruedas delanteras y los frenos de disco de cáliper flotante de un solo pistón en las ruedas traseras, desaceleran el vehículo antes de que ingrese en el siguiente giro ligeramente hacia abajo a la izquierda. El respeto por el alto rendimiento del nuevo MINI John Cooper Works GP se transforma en un manejo divertido sin adulterar. La combinación de las curvas de derecha a izquierda en el Hatzenbach también es un placer, al igual que las crestas posteriores y la curva cerrada a la derecha más allá del Schwedenkreuz.

El montaje apretado del motor, la estructura de la carrocería extremadamente rígida y la conexión de suspensión y la tecnología de suspensión refinada con la experiencia en carreras de John Cooper Works, potencian al nuevo MINI John Cooper Works para ofrecer un comportamiento de dirección impresionantemente preciso. Como movido por una cuerda, corre a través de las secciones de la sinuosa pista después de Fuchsröhreand Adenauer Forst, encontrando con éxito las líneas de carrera casi sin esfuerzo incluso en la curva de Klostertal y en el Carrusel de Caracciola.

Los grandes anchos de vía y el aumento de los valores de camber específicos del modelo para las ruedas delanteras y traseras, promueven la transmisión de las fuerzas en las curvas y facilitan valores de aceleración lateral asombrosamente altos.

En el modo GP, activado por medio de un interruptor de palanca, los umbrales de intervención del sistema de Control Dinámico de Estabilidad (DSC) también se incrementan para dar al conductor aún más tolerancia al acercarse al rango límite.

A 265 km/h, la velocidad máxima del nuevo MINI John Cooper Works GP es totalmente ilimitada. Y en el tramo local entre Galgenkopf y Döttinger Höhe, se hace evidente que el mejor atleta dentro del segmento de vehículos compactos permanece firme en el recorrido elegido, incluso en el modo de alta velocidad. Además del faldón delantero específico del modelo, sobre todo su distintivo alerón del toldo desempeña un papel clave para garantizar el equilibrio aerodinámico incluso en las curvas a velocidades particularmente altas. Sin embargo, el valor funcional indispensable de la llamativa doble ala en la parte trasera no impide que los conductores de Nordschleife lo usen con otros propósitos nada ceremoniosos, tales como una mesa durante las paradas del almuerzo.

En el motor después de un breve descanso, incluida la parada de reabastecimiento de combustible, en última instancia, una sola vuelta del circuito de Nürburgring no se acerca a capturar el potencial de rendimiento completo del nuevo MINI John Cooper Works GP. Pero, afortunadamente, cada línea de meta también es una línea de partida. Y cuando se trata de un manejo divertido extremo, las puertas del "Infierno Verde" no se pueden abrir con la suficiente frecuencia.

BMW Press Club