Noticias

Le sacan el idem

Cuero utilizado en industria automotriz contribuye a deforestación en Paraguay

Algunas de las principales marcas premium utilizan ese material que proviene de sudamérica, y anuncian una investigación sobre el tema

01.10.2020 08:59

Lectura: 3'

2020-10-01T08:59:00
Compartir en

Londres (Reino Unido) - Los fabricantes de automóviles europeos, entre ellos BMW y Jaguar Land Rover, han sido acusados este miércoles por la oenegé Earthsight de utilizar para el interior de sus vehículos cuero proveniente de establecimientos rurales que contribuyen a la deforestación en Paraguay, particularmente, y otros países de América Latina.

En un informe, la oenegé británica afirma que los bosques de la región del Chaco (oeste del país), donde viven los indígenas de la etnia ayoreos totobiegosode, último grupo aislado de la civilización allí, han sido arrasados ilegalmente para dar paso a explotaciones ganaderas para alimentar de cuero a la industria automotriz.

"Se constató que los mataderos que compran ganado a estas fincas venden cuero de vaca a las curtiembres que abastecen a algunos de los principales constructores de automóviles europeos", entre otros Jaguar Land Rover, sobre todo para los SUV Range Rover Evoque, y BMW, subrayó Earthsight tras una investigación secreta de 18 meses.

Estos dos grupos automovilísticos son, en particular, clientes del gigante italiano del cuero, Pasubio, "el más importante consumidor mundial de cuero paraguayo", añadió.

En el informe, BMW aseguró que "no tenía información" que indicase que su suministro de cuero sudamericano estuviera "afectado por estos problemas", pero que el grupo "se encuentra estudiando opciones para ampliar aún más los sistemas de trazabilidad".
También subrayó que su "estrategia a mediano plazo" es dejar de abastecerse de cuero de esta región.

Por su parte, Jaguar Land Rover señaló que toma estas acusaciones "muy en serio" y ha lanzado una investigación.

De acuerdo a Earthsight, la superficie equivalente a un campo de fútbol forestado ha sido arrasada cada dos minutos en el Chaco durante 2019, el ritmo más rápido del mundo.

Estos descubrimientos son solamente "la punta del iceberg", según la oenegé, "puesto que ninguno de los diez mayores fabricantes europeos de automóviles revestidos con cuero (...) ha asegurado que pueda rastrear por completo el origen de su suministro". La industria automotriz también obtiene cuero de vaca de Brasil, donde la cría de ganado es además la principal causa de la deforestación.

La oenegé aboga por una legislación urgente en el Reino Unido y a nivel de la UE para que las empresas velen para que sus cadenas de suministro estén exentas de violaciones a los derechos humanos y medioambientales.

AFP