Noticias

Todo a pulmón

Como en la guerra, tres gigantes automotrices se ofrecen para fabricar respiradores

Mientras la mayoría de las plantas fabriles detienen su producción, General Motors, Ford y Tesla se ofrecen para producir equipos sanitarios

20.03.2020 10:16

Lectura: 2'

2020-03-20T10:16:00
Compartir en

Durante la Segunda Guerra Mundial, las automotrices de Detroit convocaron a miles de personas para trabajar en sus plantas en la producción de equipos y vehículos militares.

Salvando las distancias y los momentos históricos, la industria vuelve a tomar un protagonismo importante, en momentos en los que la pandemia amenaza a toda la humanidad. Las tres gigantes automotrices de Estados Unidos, General Motors, Ford y Tesla, ofrecieron al gobierno de su país sumar esfuerzos en el combate del coronavirus disponiendo su capacidad productiva para fabricar equipos médicos.

Entre los más importantes se destacan los respiradores artificiales, un implemento que podría ser insuficiente para cubrir la demanda durante las internaciones que podría generar la pandemia en muy poco tiempo.

Mary Barra, directora ejecutiva de General Motors, fue quien propuso "una movilización parecida a la de la Segunda Guerra Mundial" y ofreció que la marca fabrique respiradores artificiales.

Por su parte el habilidoso Elon Musk expuso la capacidad de la tecnología que dispone que podría colaborar en la crisis sanitaria: "Tesla fabrica coches con sistemas de ventilación complejos y SpaceX cuenta con sistemas vitales para el espacio. No es difícil fabricar un respirador artificial, aunque no es un proceso inmediato. ¿En qué hospitales hay escasez ahora mismo?".

A ellos se unió Ford: "Como el mayor fabricante americano de coches y la empresa que emplea a más trabajadores, Ford está preparada para apoyar en aquello que pueda ser útil, incluyendo la posibilidad de fabricar respiradores artificiales y otro equipamiento", anunció la compañía.

Gran Bretaña

El gobierno británico de Boris Johnson pidió a las compañías automotrices del Reino Unido una rápida colaboración para que sus plantas puedan fabricar elementos necesarios ante la contingencia sanitaria, sobre todo respiradores artificiales. Ese pedido coincide con el cierre temporal y sistemático de la mayoría de las plantas automotrices de Europa, ante el temor de que la pandemia afecte a los trabajadores.

En Gran Bretaña la administración comprometió a más de 60 fabricantes, entre los que se encuentran la americana Ford, la japonesa Honda y las locales Rolls-Royce, Jaguar-Land Rover y Vauxhall, aunque en este último caso interviene la francesa PSA, propietaria de la marca.

Con información de Infobae