Noticias

Pedile al abuelo. Que te lo preste

Bugatti crea el Type 35 Baby, un coche de juguete y eléctrico que cuesta 30 mil euros

El fabricante francés de automóviles deportivos repite la experiencia de las réplicas a escala para niños, pero con nuevas tecnologías

03.04.2019 12:30

Lectura: 3'

2019-04-03T12:30:00
Compartir en

Bugatti está celebrando sus 110 años de historia, y como parte de los festejos, mostró en el Salón de Ginebra una réplica a escala y de juguete del histórico Type 35. No es la primera vez que el fabricante francés incursiona en este original "segmento". Ettore y Jean Bugatti crearon en 1926 una réplica del Bugatti Type, conocido como el coche de carreras más exitoso de la historia, como obsequio de cumpleaños del hijo de Ettore, Roland, para su cuarto aniversario.

Si bien el objetivo inicial fue no otro que el de hacerle un importante regalo al niño, a raíz de la gran insistencia por parte de clientes de la marca y amigos, la fábrica produjo una tirada limitada de 500 unidades que se comercializaron entre 1927 y 1936.

Bugatti Type 35 Baby II

Esta nueva generación del auto de juguete, que se mostró en el reciente Salón de Ginebra y también con edición limitada a 500 ejemplares, presenta diferencias sustanciales con respecto al veterano predecesor de los años 20.

Para empezar, se fabrica mediante tecnología de impresión 3D. Pero además su tamaño es mayor y ahora es casi las ¾ partes del modelo Type 35 original.

Ya no es un producto exclusivamente para niños, pues además de la tracción trasera se impulsa con un motor eléctrico y cuenta con un conjunto de baterías extraíbles. Amén del diferencial autoblocante, sistema de recuperación de energía de frenado y el detalle del distintivo frontal "Macaron" de Bugatti hecho en plata, como el del emblemático Chiron.

Este coche, ya no tan de juguete, ofrece también dos opciones de conducción: el "modo niño" con 1,4 CV de potencia y velocidad limitada a 20 km/h, y el "modo adulto", con 5,4 CV de potencia y una velocidad punta de 45 km/h. Para lograr más potencia, una llave opcional "Speed Key" permite desbloquear un modo aún más potente que en este caso es de 13,6 caballos y sin limitador de velocidad.

Como parte del equipamiento de serie, cuenta con llantas de aluminio imitación del modelo original de 1924, y faros funcionales que según Bugatti, son suficientes para iluminar bien el camino. Tiene asientos en cuero, panel frontal de aluminio, instrumentos Bugatti a medida y volante réplica del Type 35.

La producción del Bugatti Type 35 Baby II comienza el próximo otoño europeo y ya se pueden hacer las reservas correspondientes.

Su precio es a partir de los 30.000 euros, sin impuestos ni costos de envíos.

Luis Piedra Cueva