Noticias

Al gas

Atento al marketing ecológico, transporte de cargas busca vehículos más sustentables

PepsiCo de Brasil concreta la compra de 18 camiones Scania impulsados a gas, como parte de la estrategia global de reducción de emisiones

18.06.2020 14:07

Lectura: 5'

2020-06-18T14:07:00
Compartir en

El peso de la imagen

Durante mucho tiempo, el transporte carretero de cargas estuvo encuadrado como una especie de "villano ecológico" mundial.Efectuado mayoritariamente por camiones impulsados con motores diesel, el sector fue responsabilizado del calentamiento global y otros efectos nocivos contemporáneos del medio ambiente.

Pero cuando la exigencia de soluciones para un transporte más sustentable no fue solo de los ecologistas y partió también de los propios clientes, las industrias del sector percibieron que llegaba la hora de liberarse de esa imagen negativa para crear tecnologías más limpias.

Actualmente los principales fabricantes mundiales de camiones invierten en el desarrollo de modelos eléctricos Plug-in (recargables en tomacorrientes), impulsados por célula de combustible (que consumen hidrógeno), a gas natural vehícular (GNV), biometano (gas obtenido a partir de residuos orgánicos) y otros combustibles alternativos, muchos de ellos ofrecidos en sus portfolios de productos en los países más ricos.

Dentro del segmento de entregas urbanas brasileño, los furgones eléctricos Renault Kangoo Z.E. y BYD eT3, son buscados por las empresas que procuran generar una imagen más "amiga" del medio ambiente. Entre los camiones livianos, meintras Volkswagen prepara el lanzamiento de su eléctrico eDelivery producido en Resende, estado de Río de Janeiro, JAC Motors importa desde China el iEV 1200T, primer camión eléctrico vendido en el mercado de Brasil.

En el transporte pesado, responsable por la mayor parte de los camiones comercializados en el país, quien salió al frente en esa tendencia ecológicamente correcta fue Scania, que en mayo entregó sus primeros cuatro modelos a GNV y/o biometano fabricados por la industria local. Adquiridos por las empresas paulistas de transporte RN Express y Jomed Log, los vehículos cubrirán las demandas ecológicas de la filial brasileña del fabricante francés de cosméticos L´Oreal.

En junio fue turno para la subsidiaria nacional de PepsiCo, transnacional norteamericana del segmento de alimentos y bebidas, quien acaba de incorporar a su flota, 18 camiones Scania alimentados a gas. Son 10 del modelo G 340 4x2 y 8 R 410 6x2 a GNV y/o biometano que PepsiCo utilizará para el abastecimiento de productos dentro de todo el territorio de Brasil.

Como una de esas "coincidencias" estudiadas meticulosamente por los departamentos de marketing de las grandes corporaciones, la entrega de los nuevos camiones se anunció el 4 de junio, un día antes del Día Mundial del Medio Ambiente, demostrando no solo su intención de mitigar el impacto de las emisiones de CO2 hacia la atmósfera, sino también la propuesta de rentabilizar mercadológicamente esa actitud ambiental más responsable.

"PepsiCo fue la primera del sector en realizar tests con el camión impulsado a gas natural y una de las primeras en probar vehículos eléctricos, lo que demuestra nuestra preocupación en liderar la transición para una alternativa de transporte cada vez más sustentable. Tenemos el orgullo de anunciar medidas concretas, que se suman a otras ya adoptadas, para contribuir considerablemente para alcanzar nuestra meta global de reducir en un 20% las emisiones de CO2 hasta el 2030" destaca Eduardo Sacchi, director senior de Supply Chain de PepsiCo Brasil.

El marketing ecológico puede generar buenos resultados en términos de imagen para una empresa, aunque todavía un camión a GNV cuesta actualmente cerca del 35% más que uno similar alimentado a gasoil. Para poder decidir la viabilidad de compra de modelos menos contaminantes de la marca sueca, PepsiCo recibió un vehículo de demostración en noviembre de 2019, para utilizar en operaciones reales.

"El período de tests fue fundamental para poder tener resultados efectivos y una decisión de compra acertada, con destaque para la alta reducción en la emisión de poluentes, la disminución de ruidos y elección de rutas con mayor equilibrio de costos y disponibilidad para reabastecimientos", destaca Sacchi.

"El objetivo de las empresas es la transición para un sistema de transporte más sustentable, y Scania viene liderando esa transformación. Para nosotros no existe un solo modelo sustentable y cada país adoptará las tecnologías que mejor encajen en su realidad. Para Brasil, el "aquí y ahora" es el camión alimentado a GNV y/o biometano", subraya Roberto Barral, vice presidente de Operaciones Comerciales de Scania en Brasil.

Los camiones pesados Scania a gas natural vehicular (GNV) tienen vocación de recorrer medianas y largas distancias. Sus motores son de Ciclo Otto (igual concepto que los autos) y no están convertidos de diesel a gas. Ruedan alimentados 100% a gas y biometano, o con una mezcla de ambos.

Según Scania, todos tienen garantía de fábrica, tecnología confiable y segura, con un desempeño consistente y fuerza semejante a la de un camión "convencional", amén de ser un 20% más silenciosos. Los modelos a gas incorporan tecnologías introducidas en la Nueva Generación de Scania, que inició sus ventas en febrero de 2019, y están preparados para que el equipo de gestión pueda usufructuar los beneficios de gestión de flotas que ofrecen los Servicios Conectados de Scania.

La red de concesionarios Scania de todo Brasil se prepara para brindar apoyo a los camiones a gas. No se necesitan grandes cambios, pero se implementarán nuevos boxes, herramientas y check-list especiales a lo largo de los próximos meses.

"Esta flota más sustentable rodará prácticamente por todo Brasil y daremos el soporte necesario para mantener al día el mantenimiento y garantizar la disponibilidad de productos", agrega Barral.

Otras marcas europeas instaladas en Brasil ofrecen camiones pesados alimentados con electricidad y combustibles alternativos en Europa y América del Norte -como Mercedes-Benz, Volvo, Iveco y DAF- no anuncian planes de comercializarlos en este mercado, al menos en el corto plazo.

El suceso, o fracaso, de la apuesta de Scania en atender con sus camiones a gas las crecientes exigencias del marketing ambiental de las grandes corporaciones, ciertamente tendrá fuerte influencia en las decisiones de sus competidores.

Luiz Humberto Monteiro Pereira, de AutoMotrix, en exclusividad con Airbag.uy