Noticias

A ponerse las pilas

Activistas de Greenpace se manifiestan en el Salón de Francfort

El movimiento ecologista reclama para que la industria automotriz mundial acelere los procesos para que los vehículos dejen de contaminar

13.09.2019 09:05

Lectura: 2'

2019-09-13T09:05:00
Compartir en

La apertura del Salón de Francfort, que comenzó con las primeras jornadas destinadas a la prensa especializada, no resultó ser todo lo festiva que sus organizadores esperaban.

Un grupo de activistas de Greenpeace se concentró frente a las puertas de acceso junto a una pick up negra con cuyos gases de escape, simbólicamente se inflaba un enorme globo, también del mismo color y con la inscripción CO2, representando la gravedad de la contaminación del aire provocada por los automóviles. Cerca de 10 integrantes del movimiento portaban carteles que decían "dejen de provocar el cambio climático".

Según sus declaraciones, atravesamos una crisis climática y la industria automotriz aún no lo comprende. El lanzamiento de grandes SUV a gasolina que se produce dentro del Salón indica que los fabricantes están lejos de abandonar los motores a combustión, altamente contaminantes.

Aunque anuncien nuevos modelos eléctricos, todavía no son una opción viable, afirmaban los ecologistas. Y los híbridos, que tienen motores a combustión, siguen destruyendo el planeta. La industria todavía no ofrece soluciones reales para cuidar el medio ambiente, según los manifestantes.

Si bien puertas adentro no se generaron muchas reacciones, en una de las primeras ruedas de prensa el presidente mundial de Mercedes-Benz Ola Källenius argumentó que la industria está cambiando.

"Mercedes se está electrificando. Es un cambio fundamental en la industria. Sé que hay alguna impaciencia. Para algunos los cambios no son rápidos ni suficientes. Garantizo que nosotros también estamos impacientes y estamos trabajando mucho para eso".

Hay prevista una nueva manifestación de Greenpeace para el próximo domingo 15 de setiembre.