Noticias

Recortó y pegó, fuerte

Grupo PSA planea recortar 1.300 puestos en Francia con nueva ley de Macron

El fabricante de automóviles sería una de las primeras grandes empresas en aplicar las nuevas medidas de flexibilización laboral del presidente francés
12.01.2018 12:01

París (Francia), 09 enero 2018 - El constructor automovilístico francés PSA, fabricante de vehículos Peugeot y Citroën, planea eliminar 1.300 puestos de trabajo en Francia aplicando una nueva herramienta jurídica de despidos voluntarios colectivos, introducida por el presidente Emmanuel Macron.

PSA es una de las primeras grandes empresas francesas en aplicar las medidas de flexibilización laboral introducidas por Macron a través de su reforma del código laboral, adoptada a fines de 2017 pese a las protestas. En detalle, el grupo planea, según los sindicatos, suprimir 1.300 puestos.

En un comunicado, la empresa prometió que contratará al mismo número de trabajadores en contrato permanente en 2018 en su división automóvil y 2.000 mediante contratos específicos para jóvenes.

"La gerencia de PSA quiere convertir los contratos permanentes en empleos inestables", denunció sin embargo el líder sindical de la CGT, Philippe Martinez, a la radio France Info.

Según la nueva legislación laboral, las empresas pueden recortar puestos de trabajo ofreciendo paquetes de despido voluntario en lugar de tener que elaborar un plan de reestructuración para toda la empresa, que requiere que la firma demuestre que enfrenta dificultades financieras.

Este dispositivo permite a los asalariados cesar el trabajo unos años antes de la jubilación, conservando su contrato y una parte de su salario.

En teoría, los empresarios podrían despedir a los trabajadores más fácilmente, lo que facilitaría las contrataciones, pero los críticos consideran en cambio que las medidas de Macron erosionan la seguridad laboral.
Emmanuel Macron, que llegó al poder en mayo, busca a toda costa recortar la tasa de desempleo en Francia, actualmente del 9,2%, por encima del promedio de la zona euro, del 8,7%. Los despidos voluntarios existían antes de las reformas de Macron, pero se aplicaban caso por caso.

El minorista de ropa francés Pimkie también anunció esta semana que utilizaría la nueva legislación para despedir a 208 empleados de aproximadamente 1.900 que tiene en Francia.

AFP

Temas relacionados: