Noticias

Con perfume de mujer

En Argentina avanza She Taxi, servicio de mujeres para mujeres

Mediante una aplicación, el sistema nacido en Rosario que busca ofrecer más seguridad a las mujeres, comienza a expandirse hacia otras ciudades del vecino país.
14.11.2017 10:17

She Taxi es una aplicación para celulares, creada a partir de la iniciativa de una mujer taxista, preocupada por ofrecer un servicio de transporte capaz de brindar mayor seguridad a sus congéneres.

"Hace 10 años que soy taxista y muchas veces las pasajeras me comentaban sobre actitudes de choferes que le generaban inseguridad, miedo o malestar cuando viajaban en taxis. Algunas eran sutiles, pero en realidad se trataba de acoso", contó María Eva Juncos, creadora de She Taxi.

A partir de ahi y en sociedad con Pablo Botta, ingeniero en sistemas propietario de una empresa de software libre, crearon entonces She Taxi, app gratuita destinada casi exclusivamente a mujeres, con un servicio de taxis conducidos solamente por mujeres.

El servicio permite solicitar un viaje y además, durante el mismo y cinco minutos después de terminado, posibilita que la pasajera participe de un chat con la conductora que la mantiene comunicada ante cualquier problema o inquietud.

"En Rosario hay 70 taxistas registradas en She Taxi, 35 de las cuales trabajan a diario y todas tienen habilitación municipal y las tarifas son las que se cobran en la ciudad", explicó la creadora de la iniciativa. Actualmente hay más de 2.800 pasajeras que utilizan regularmente el servicio en la ciudad santafecina.

En la descripción de la aplicación en Google Play y App Store aclaran que solo operan con choferes mujeres. "Si te encuentras con un chofer varón por favor repórtalo por algunos de nuestros medios de comunicación", indican.

La iniciativa ya fue vista con buenos ojos en otras ciudades argentinas, y por lo tanto comenzaron las rondas de reuniones para su implementación en Buenos Aires, Córdoba, Salta y Tucumán.

Los hombres también pueden usar este servicio de taxis manejados sólo por mujeres. Pero "si la conductora no se siente segura, no lo acepta", aclaró María Eva Juncos.

Con información de la Guía del Motor